El dominio mental de Pedro Baños

‘El Dominio Mental: la geopolítica de la mente’

«Quien consigue controlar nuestra mente consigue el poder», es una de las frases del último libro del experto en geopolítica Pedro Baños. «El Dominio Mental» (Ed. Ariel), fue escrito por el coronel del ejército español ex jefe de Contrainteligencia y Seguridad del Cuerpo del Ejército Europeo de Estrasburgo. En las 524 páginas detalla las variadas técnicas que utiliza el poder para controlar nuestras emociones.

El libro se basa en que la tecnología evolucionó tanto que cada individuo cuenta con un seguimiento y una vigilancia que permite que grandes corporaciones y estados sepan tanto o más de él que su propia familia. Pero para Baños, la vigilancia sólo es el primer paso, sino que el objetivo es el dominio mental. El poder puede controlar nuestros actos porque controla nuestras emociones y nuestros afectos. A través del libro, el escritor analiza los diferentes mecanismos de manipulación con los que cuentan, desde el control de la información, a la manipulación cultural llegando incluso al aparentemente lejano desarrollo de la neurotecnología y la inteligencia artificial.

El conocimiento es poder: el dominio mental

De la misma forma en que el poder de las empresas tecnológicas que controlan nuestra mente radica en el tratamiento de datos, gracias a la información que brindamos sin que nos pregunten, la única defensa que tenemos es el conocimiento. Sólo si sabemos cómo tratan de controlarnos podremos intentar defendernos. Si conocemos cada una de las técnicas de manipulación y a las que estamos expuestos, quizás tengamos alguna posibilidad de escapar de él.

La información que nos proporciona a lo largo de sus siete capítulos es abundante sobre las complejas estructuras que componen el poder de los datos. Es cierto que se le puede sacar algún pero, ninguna obra es perfecta. Eso no acaba ahí. Las técnicas y dispositivos de vigilancia, como nos muestra en el segundo capítulo, no hacen sino crecer. Para empezar, todos los datos que proporcionamos nosotros mismos sin darnos cuenta a través de nuestros móviles, son almacenados y vendidos por los grandes monopolios de la información como Google o Facebook. Luego continúa por las crecientes tecnologías de seguimiento y control como la geolocalización o las cámaras de vigilancia, por citar sólo dos casos.

A esto, debemos añadir el nivel gubernamental y geopolítico. La lucha a muerte que existe entre las potencias mundiales por el control de las propias poblaciones y las ajenas. Lucha que Pedro Baños trata en los tres siguientes capítulos. La guerra psicológica de las grandes campañas de manipulación. Se menciona las más variadas tecnologías conocidas, y que todavía no conocemos, para acceder a las ondas cerebrales, para estimularlas o para controlarlas. Nanotecnología que analiza o modifica nuestro cuerpo, manipulación genética, soldados biónicos o cíborgs. Hasta la parapsicología y los fenómenos paranormales han tenido cabida –y no sabemos si tienen– en esta geopolítica mental aunque pueda parecer descabellado.

El final esperanzador

Sobre el final, el libro habla sobre el momento de confinamiento que vivimos este año. Baños afirma que este contexto de vigilancia y de dominio tecnológico sólo irá a peor si no sabemos a qué nos enfrentamos y no hacemos nada con todos los problemas que están desgastando nuestro Estado y nuestra democracia.

El libro termina con estas palabras:

«No podemos seguir haciendo como el avestruz que mete la cabeza bajo tierra y creer que no va con nosotros, que es responsabilidad de otros solucionar los problemas, nuestros problemas. Debemos levantar la cabeza, bien alta, para mirar con fondo y amplitud hacia el futuro común. ¡Es ahora o nunca!».

1 comentario en “‘El Dominio Mental: la geopolítica de la mente’”

  1. Pingback: Mente positiva: Esta es la pregunta que debes responder todos los días

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba