Dominar el Ego. Cambias tú, cambia el mundo. Parte I

Muchas cosas suceden a nuestro alrededor y no todas ellas son agradables. Podemos decir que todo cuanto sucede, simplemente es. A lo que llamamos realidad, es sólo la percepción que hacemos de un hecho neutral al que luego podremos juzgar como bueno o malo. Por eso, es más frecuente escuchar, «es tu verdad no la mía», o cada quien tiene su «propia verdad». En esta situación, donde la realidad pareciera no ser única, sino dependerá de la percepción y juicio de cada quien, cómo podemos hacer para entendernos y llegar a ciertos acuerdos, que nos permitan vivir mejor en sociedad. Un aporte con el que puedes contribuir es aprender a dominar el EGO. Si cambias tú, cambia el mundo.

Los cambios no tienen porque ser a pasos agigantados. Siempre debemos comenzar por el inicio, dando el primer paso, el que quizá sea el más difícil de todos. No te sientas mal si en el proceso, sientes que te estancas o que retrocedes. El simple hecho de querer cada día convertirte en la mejor versión de tí ya es un gran avance. No te voy a negar que siempre será más sencillo que culpes de tus circunstancias a alguien o algo más. Puedes decir que la culpa es del sistemas, de la pandemia, de tu marido, de tus hijos, pero en el fondo muy en el fondo puedes sentir que debe existir algo más algo que sólo depende de ti.

Buscando Recursos para dominar el EGO

Llevados quizá por el cansancio de ser como una pequeña hoja que las olas del mar llevan de aquí para allá, siendo golpeada por el malecón, te revelas ya sin fuerzas y piensas: Estoy cansada, debo hacer algo para que me valga todo lo que ocurra a mi alrededor que signifique miedo, angustia, dolor, temor, rabia, etc. ¡Ya estoy cansada!. Y es donde comienza tu viaje para dominar el EGO, buscando la mejor alternativa que se adapte a tí, buscando esa receta que te permita llevar una carga más ligera al principio y que luego paso a paso, significará un cambio en tu realidad. Y al fin y al cabo como formas parte de la realidad de los que te rodean, significará un cambio para el mundo.

Te quiero compartir los siete pasos de Wayne Dyer para trascender a las ideas que tenemos arraigadas por dejarnos dominar por el ego. Creeme que se perciben como pasos muy sencillos, pero al llevarlo a la práctica requiere un compromiso de todos los días, es como un entrenamiento, tan parecido al que realizas al inscribirte por ejemplo en un gimnasio. Al principio cualquier hábito cuesta, pero todo comienza con la verdadera intención de mejorar.

1. No te sientas ofendido

Wayne, nos dice que si nos dejamos llevar por nuestro EGO, siempre encontraremos personas que se relaciones con nosotros de manera de que nos sintamos ofendidos. Fíjate que no te estoy diciendo que puede ser que encontramos gente que nos ofenda. El sentirse ofendido depende sólo de nosotros, porque es una interpretación como te dije al principio de un hecho que es totalmente neutro. Si alguien opina cualquier cosa de nosotros, es la imágen que proyecta de él en nuestra persona, es decir, le estamos haciendo espejo. Si nos dejamos llevar por el EGO, nos importará las opiniones que otros tengan de nuestra persona y si esta percepción no es de nuestro agrado de seguro nos enfadaremos y nos dejaremos debilitar por una energía destructiva que te llevará al contraataque y a la guerra.

Vemos entonces que las discusiones y los supuestos «malentendidos» terminan en guerra cuando los involucrados se dejan llevar por su EGO, cuando defienden a capa y espada lo que creen es la realidad, basados en la percepción y análisis de sus mentes. Wayne nos recuerda en este punto, un extracto de un curso de milagros:

“la paz es de Dios; quienes formáis parte de Dios no estáis a gusto salvo en su paz”

Un curso de milagros

2. Libérate de la necesidad de ganar

Wayne nos recuerda que al EGO le encanta dividirnos entre ganadores y perdedores. En una sociedad en la cual se nos enseñó desde pequeños a competir, es natural vernos crecer y convertirnos en personas que van detrás de trofeos siempre comparándose con otros. En esa competencia muchos pueden sentirse frustrados porque pueden pensar que son sus victorias. Cuándo lo ganes o alcances la meta que te has trazado, puedes «jugar» a ser sólo un observador. Date el chance de pensar que en ese momento tu cuerpo no estaba en las condiciones para ganar esa carrera, que vendrán otros días.

Olvídate en el concepto que te han inculcado desde siempre en que lo opuesto de ganar es perder. Al situarte en estas situaciones como el observador, disfrutarás del momento, de las condiciones que rodearon esa situación, del aprendizaje que te dejó ese momento.

No existen perdedores en un mundo en el que todos compartimos la misma fuente de energía

Wayne Dyer

Estos son los primeros dos pasos que de manera práctica puedes aplicar en tu vida para dominar el EGO y de esa manera al cambiar tu realidad, el mundo que compartimos también pueda cambiar. En el próximo artículo te entregaré los siguientes pasos que puedes integrar a tu vida.

Un abrazo de luz.

Ir arriba