Ciudades hiperconectadas: el plan de las compañías de tecnología

La escritora Naomi Klein, célebre por su libro “La doctrina del shock” en el que aborda cómo las crisis son oportunidades para sacar rédito, generadas por la élite económica, tiene una hipótesis: las empresas de tecnología serán las más beneficiadas por la pandemia. El objetivo final parece ser la fundación de tecnociudades hiperconectadas y las compañías de tecnología serían las más beneficiadas por la pandemia.

En un artículo reciente publicado en The Guardian, Klein revela que parece haber encontrado  a los protagonistas de la doctrina del shock de esta epidemia: las grandes corporaciones de tecnología, el llamado «Big Tech».

Klein expresó que, recientemente, el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, anunció que lanzará una iniciativa para reimaginar Nueva York. El objetivo es que la ciudad pueda levantarse después de ser una de las más golpeadas por la pandemia. Para esto se incorporará tecnología en todos los aspectos de la vida cívica.

El plan de una ciudad hiperconectada

Cuomo hizo el anuncio a un lado de Eric Schmidt, ex CEO de Alphabet (y uno de los principales accionistas de la empresa madre de Google), actual consejero de la Comisión Nacional de Inteligencia Artificial de Estados Unidos. El empresario tiene influencia y contactos con el complejo militar industrial del país americano. El nuevo plan para regresar a la «nueva normalidad» de las compañías de tecnología estará guiado por un equipo de empresarios del Big Tech, y encabezado por el mismo Schmidt.

Nueva York empleará la tecnología para movilizar una campaña de teleaprendizaje, de conectividad entre los servicios de salud, banda ancha y hasta posiblemente la optimización del transporte y los servicios de la ciudad. Uno de los proyectos favoritos de Google es justamente crear una «ciudad inteligente«, algo que ya intentó realizar en Toronto.

La ciudad inteligente de Google es una ciudad que se administra sola, hiperficiente y que funciona través de algoritmos, casi sin necesidad de personas. La gran apuesta de Alphabet es la robótica y la inteligencia artificial. Se encuentra en una carrera con Amazon y empresas chinas para lidear lo que se considera será la tecnología que definirá al siglo XXI.

Las máquinas ganaron confianza

Las grandes corporaciones tecnológicas parecen impulsar esta revolución. Como dice el CEO de una empresa de tecnología llamada Steer Teech: «Se produjo una ola de calidez en torno a la tecnología no-humana, libre de contacto. Los humanos son posibles focos de contagio, pero las máquinas no». Las compañías de tecnología podrían aprovecharse de esto.

«Es un futuro en el que cada palabra, cada movimiento, cada relación puede ser registrada, monitoreada, minada por una colaboración sin precedentes entre gobiernos y gigantes de la tecnología», afirma Klein. Si ya pasábamos gran parte de nuestro tiempo ante una pantalla, esto parece que crecerá de manera incontrolable en el futuro.

La tecnología puede hacer posible un mundo en el que podemos estar conectados y a salvo, pero sin tocarnos. Se prepara un futuro automatizado, con menos maestros, doctores, conductores de medios de transporte. También sin dinero en efectivo y sin transacciones monetarias cotidianas en donde intervengan dos personas. Todo supuestamente manejado por una «inteligencia artificial». De esta manera se oculta lo que la tecnología demanda y genera: explotación laboral, fábricas de gadgets en Asia, las granjas de datos y las minas de litio en países subdesarrollados de África y América.

1 comentario en “Ciudades hiperconectadas: el plan de las compañías de tecnología”

  1. Pingback: Reseña del libro "El Dominio Mental: la geopolítica de la mente" - sum noticias

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba