practica de yoga

Practicar yoga: 5 beneficios respaldados por la ciencia

Derivado de la palabra sánscrita «yuji», que significa yugo o unión, el yoga es una práctica antigua que une mente y cuerpo. Esta práctica Incorpora ejercicios de respiración, meditación y posturas diseñadas para fomentar la relajación y reducir el estrés.

Se dice que practicar yoga tiene muchos beneficios tanto para la salud mental como física, aunque no todos estos beneficios han sido respaldados por la ciencia.

Este artículo analiza algunos beneficios del yoga basados ​​en la evidencia.

El yoga tiene un efecto significativo sobre la ansiedad, la depresión, el dolor crónico y el estrés.
Esta practica tiene un efecto significativo sobre la ansiedad, la depresión, el dolor crónico y el estrés.

Puede disminuir el estrés

El yoga es conocido por su capacidad para aliviar el estrés y promover la relajación. De hecho, estudios han demostrado que puede disminuir la secreción de cortisol, la hormona principal del estrés.

Después de un programa de tres meses, las mujeres tenían niveles significativamente más bajos de cortisol. También tenían niveles más bajos de estrés, ansiedad, fatiga y depresión.

Cuando se usa solo o junto con otros métodos para aliviar el estrés, como la meditación, el yoga puede ser una forma poderosa de controlar el estrés.

Yoga puede aliviar la ansiedad

Muchas personas comienzan a practicar yoga como una forma de lidiar con los sentimientos de ansiedad.

En un estudio, 34 mujeres diagnosticadas con un trastorno de ansiedad participaron en clases dos veces por semana durante dos meses. Al final del estudio, aquellos que practicaban yoga tenían niveles de ansiedad significativamente más bajos que el grupo de control.

No está del todo claro exactamente cómo puede reducir los síntomas de ansiedad. Sin embargo, enfatiza la importancia de estar presente en el momento y encontrar una sensación de paz, lo que podría ayudar a tratar la ansiedad.

Puede reducir la inflamación

La inflamación es una respuesta inmune normal, pero la inflamación crónica puede contribuir al desarrollo de enfermedades proinflamatorias, como enfermedades cardíacas, diabetes y cáncer.

Un estudio de 2015 dividió a 218 participantes en dos grupos: los que practicaban regularmente y los que no. Ambos grupos realizaron ejercicios moderados y extenuantes para inducir el estrés.

Al final del estudio, los individuos que practicaban tenían niveles más bajos de marcadores inflamatorios que aquellos que no lo hicieron.

Puede combatir la depresión

Algunos estudios muestran que el yoga puede tener un efecto antidepresivo y podría ayudar a disminuir los síntomas de la depresión.

Esto puede deberse a que el yoga puede disminuir los niveles de cortisol , una hormona del estrés que influye en los niveles de serotonina, el neurotransmisor a menudo asociado con la depresión.

Según estos resultados, el yoga puede ayudar a combatir la depresión, solo o en combinación con los métodos tradicionales de tratamiento.

Practicar yoga promueve la calidad del sueño

La mala calidad del sueño se ha asociado con obesidad, presión arterial alta y depresión, entre otros trastornos.

En un estudio de 2005, 69 pacientes de edad avanzada fueron asignados a practicar yoga, tomar una preparación a base de hierbas o ser parte del grupo de control. El grupo de yoga se durmió más rápido, durmió más y se sintió más descansado por la mañana que los otros grupos.

El yoga también tiene un efecto significativo sobre la ansiedad, la depresión, el dolor crónico y el estrés, todos contribuyentes comunes a los problemas de sueño.

1 comentario en “Practicar yoga: 5 beneficios respaldados por la ciencia”

  1. Pingback: La importancia de los ciclos del sueño en la productividad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba