Los casos de asma aumentan porque vemos más televisión

Un estudio parece haber encontrado la prueba de relación entre los casos de asma y nuestro estilo de vida pasivo. Muchos estudios intentaron llegar a las razones que explican el aumento de esta patología. Así como haber tenido un gato en los primeros años de tu vida reduce la posibilidad, viviendo en la ciudad, esta probabilidad aumenta. Estas curiosas aproximaciones se suman a la sospecha de que detrás del asma hay un virus o la ausencia de cuatro tipos de microbios intestinales.

Teoría de Platt-Mills

Sin embargo, una de las teorías más curiosas es que ver mucha televisión podría aumentar las posibilidades de tener asma. Según el investigador Thomas Platts-Mills, de la Universidad de Virginia, los niños pasan más tiempo viendo tele que antes (o jugando a videjuegos o navegando por internet) y menos tiempo jugando al aire libre. Eso está influyendo en la probabilidad de sufrir asma, tal y como señala Duncan Graham-Rowe en el estudio publicado en Nature.

Según Platts-Mills, no es coincidencia que las tasas de asma en los Estados Unidos comenzaron a aumentar después del advenimiento de populares programas de televisión para niños como el Mickey Mouse Club.

Estar tanto tiempo viviendo de forma sedentaria incluso influye en cómo respiramos, tal y como explica Bill Bryson en su libro El cuerpo humano: “Los niños que se sientan a mirar la tele no solo no ejercitan sus pulmones como lo harían si estuvieran jugando, sino que incluso respiran de manera distinta de los que no se quedan enganchados a la pantalla”.

Además, en Bryson describe lo siguiente en su trabajo literario: “Concretamente, los niños que leen respiran profundamente y suspiran con más frecuencia que los que miran la tele; y, según esta teoría, esa ligera diferencia en la actividad respiratoria puede ser suficiente para aumentar su susceptibilidad al asma”.

Esto debería servir a padres para prestar atención a detalles de la vida de sus hijos. No solamente cómo se comportan y las reacciones emocionales que tienen, sino cómo respiran. Aunque suene exagerado, la respiración puede describir y transmitir muchos sentimientos y dolencias físico/emocionales que poseemos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba