Estos son efectos de los alimentos grasos en tu cuerpo

0
(0)
0
(0)

Los alimentos grasos no solo se encuentran en los lugares de comida rápida, sino también en los lugares de trabajo, restaurantes, escuelas e incluso en su hogar.

La mayoría de los alimentos que se fríen o cocinan con exceso de aceite se consideran grasosos. Incluyen papas fritas, papas fritas, pizzas para platos hondos, aros de cebolla, hamburguesas con queso y donas.

Estos artículos tienden a ser altos en calorías, grasas, sal y carbohidratos refinados, pero bajos en fibra, vitaminas y minerales.

Si bien pueden ser un placer agradable en ocasiones especiales, los alimentos grasosos pueden afectar negativamente su cuerpo y su salud tanto a corto como a largo plazo.

Aquí hay 4 efectos de los alimentos grasos en su cuerpo.

Puede causar hinchazón, dolor de estómago y diarrea.

Entre los macronutrientes (carbohidratos, grasas y proteínas), la grasa es la que se digiere más lentamente.

Debido a que los alimentos grasosos contienen altas cantidades de grasa, retrasan el vaciado del estómago. A su vez, la comida pasa más tiempo en el estómago, lo que puede causar hinchazón, náuseas y dolor de estómago.

En personas con problemas digestivos, como síndrome del intestino irritable, pancreatitis crónica o un virus estomacal, los niveles altos de alimentos grasos pueden desencadenar dolor de estómago, calambres y diarrea.

Puede dañar su microbioma intestinal

Se sabe que los alimentos grasosos dañan las bacterias saludables que viven en el intestino.

Esta colección de microorganismos, también llamada microbioma intestinal, afecta lo siguiente:

  • Digestión de fibra. Las bacterias en su intestino descomponen la fibra para producir ácidos grasos de cadena corta, que tienen efectos antiinflamatorios y pueden proteger contra los trastornos digestivos.
  • Respuesta inmune. El microbioma intestinal se comunica con las células inmunitarias para ayudar a controlar la respuesta de su cuerpo a las infecciones.
  • Regulación de peso. Un desequilibrio de las bacterias intestinales puede contribuir al aumento de peso.
  • La salud del corazón. Las bacterias intestinales saludables pueden ayudar a aumentar el colesterol HDL (bueno) que protege el corazón, mientras que las especies dañinas pueden producir compuestos que dañan las arterias y contribuyen a las enfermedades cardíacas.

Una dieta alta en grasas, como una rica en alimentos grasos, puede dañar su microbioma intestinal al aumentar la cantidad de bacterias intestinales no saludables y disminuir la cantidad de bacterias saludables.

Puede provocar aumento de peso y obesidad

Los alimentos grasosos, que se cocinan en grandes cantidades de grasa, pueden provocar un aumento de peso debido a su alto recuento de calorías.

Por ejemplo, una papa pequeña al horno (3.5 onzas o 100 gramos) contiene 93 calorías y 0.1 gramos de grasa, mientras que la misma cantidad de papas fritas contiene 312 calorías y 15 gramos de grasa.

Los estudios observacionales relacionan una alta ingesta de comidas fritas y rápidas con mayores tasas de aumento de peso y obesidad.

La obesidad está asociada con muchas condiciones de salud negativas, que incluyen enfermedades cardíacas, diabetes, accidente cerebrovascular y ciertos cánceres.

En particular, una ingesta elevada de grasas trans puede provocar un aumento de peso.

Los estudios en animales señalan que las grasas trans pueden conducir a pequeños aumentos de peso, incluso sin una ingesta excesiva de calorías.

Puede aumentar el riesgo de diabetes

Los alimentos grasosos pueden aumentar su riesgo de diabetes tipo 2.

El consumo de comida rápida, que incluye no solo alimentos grasosos, sino también bebidas azucaradas, conduce a una alta ingesta de calorías, aumento de peso, control deficiente del azúcar en sangre y aumento de la inflamación.

A su vez, estos factores aumentan su riesgo de diabetes tipo 2 y síndrome metabólico, un grupo de afecciones que incluyen obesidad, presión arterial alta y niveles altos de azúcar en sangre.

Otro estudio encontró que las personas que comían comida rápida más de dos veces por semana tenían el doble de probabilidades de desarrollar resistencia a la insulina, que puede ser un precursor de la diabetes, en comparación con quienes las comían menos de una vez por semana.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Sígueme en los medios sociales!

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Sígueme en los medios sociales!

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Ir arriba

Utilizamos cookies en nuestro sitio web

Por favor, confirma si aceptas nuestras cookies de seguimiento. También puedes rechazar el seguimiento, por lo que puedes seguir visitando nuestro sitio web sin que se envíen datos a servicios de terceros.

Configuración de las cookies