trump

La guerra comercial que se avecina entre Estados Unidos y Europa

3
(1)

 

3
(1)

La relación entre Estados Unidos y Europa en el plano económico no está en su mejor momento. De hecho, parecería haber un conflicto en puerta, potenciado por la crisis mundial actual y las modificaciones que los países tuvieron que hacer en sus industrias para superar este momento. Cada uno persigue sus intereses, pero en esta época de incertidumbre esa estrategia es más evidente. Parece ser, que una guerra comercial se avecina.

Cada país se encuentra con sus respectivos problemas y, más precisamente, intentan lidiar con sus realidades económicas. EEUU no quiere que el resto del mundo compruebe las ganancias monopolísticas de sus compañías tecnológicas. Los alemanes quieren seguir adelante con un acuerdo de gasoducto con Rusia. La UE protege su industria automotriz de la competencia extranjera, pero entra en pánico cuando Donald Trump, amenaza con hacer lo mismo con las importaciones europeas de automóviles. Todo parece generar un caldo de cultivo para consecuencias mundiales que pueden ser perjudiciales por una guerra comercial.

Recientemente, los acontecimientos empeoraron cuando EEUU se retiró de las conversaciones multilaterales para acordar un marco global para un impuesto digital. La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) estuvo coordinando esfuerzos para buscar un consenso global sobre cómo registrar los elevados beneficios de las compañías digitales globales. El acuerdo habría evitado un conflicto comercial. Pero la retirada de EEUU ha incrementado las posibilidades de un enfrentamiento.

La investigación de Estados Unidos

El Departamento de Comercio de EEUU completó una investigación, en diciembre, sobre el impuesto digital de Francia, bajo la Sección 301 de la Ley de Comercio de 1974. Llegaron a la conclusión de que el impuesto constituye una discriminación contra las compañías tecnológicas estadounidenses. Washington amenazó con imponerles aranceles al queso y el champán franceses en represalia. A principios de este mes, el departamento de comercio de EEUU también lanzó otra investigación sobre los impuestos digitales que el Reino Unido, Italia y Brasil, entre otros países.

Mientras tanto, se desata una disputa transatlántica paralela sobre el Nordstream 2, el oleoducto del Mar Báltico, que llevará gas ruso a Europa occidental. Un grupo bipartidista de senadores estadounidenses propuso una legislación para ampliar las sanciones a una red más amplia de compañías, bajo la Ley de Aclaración de Protección de Seguridad Energética de Europa.

Alemania no muestra señales de ceder en el tema del Nordstream 2; Francia no aceptará la eliminación de las tarifas a los automóviles; y EEUU se ha retirado de las conversaciones para lograr un régimen fiscal global justo para los servicios digitales. Al parecer, los conflictos no tendrán una salida fácil. Como siempre, cada país poderoso persigue sus intereses y el mundo es testigo de esto.

¿Qué te ha parecido este post?

¡Puntúalo!

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Síguenos en redes sociales!

¡Siento que este contenido no te haya sido útil! Lo tendremos en cuenta para mejorar

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo podemos mejorar este contenido?

 

¿Qué te ha parecido este post?

¡Puntúalo!

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Síguenos en redes sociales!

¡Siento que este contenido no te haya sido útil! Lo tendremos en cuenta para mejorar

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo podemos mejorar este contenido?

Compartir el post en tus redes sociales también es muy apreciado y permite a los autores ganar reconocimiento. Puedes utilizar #sumestucanal.

1 comentario en “La guerra comercial que se avecina entre Estados Unidos y Europa”

  1. Pingback: Donald Trump cae de rodillas frente al Covid-19: “ es un virus pasajero”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba

Utilizamos cookies en nuestro sitio web

Por favor, confirma si aceptas nuestras cookies de seguimiento. También puedes rechazar el seguimiento, por lo que puedes seguir visitando nuestro sitio web sin que se envíen datos a servicios de terceros.

Configuración de las cookies