Qué es el contraste mental y cómo aprender a desarrollarlo

Qué es el contraste mental y cómo desarrollarlo

5
(1)
5
(1)

En momentos realmente difíciles… ¿podemos, simplemente, cambiar la mente al “pensamiento positivo”? La gran pregunta que muchos se hacen en momentos difíciles es si la mente puede modificarse y cambiar al «pensamiento positivo». No es algo fácil de lograr, porque necesitaremos hacer un proceso interno para resignificar lo que está pasando. Sumado además a lo que estamos sintiendo y, desde la perspectiva optimista, decidir cómo actuar en forma más asertiva. Para eso existe lo que se llama el contraste mental, una herramienta de visualización para ayudar a reflexionar sobre los pros y contras de las situaciones que se presentan.

Si bien es una técnica que se combina magníficamente con la corriente del pensamiento positivomuchos psicólogos afirman que el contraste puede llevar a resultados superadores. La especialista alemana en salud mental Gabriele Oettingen introdujo este concepto a principios del 2000.

El proceso del contraste mental

Para ella, el hecho de basarse sólo en pensamientos contributivos para superar las dificultades puede ser problemático si se dejan pasar las deficiencias obvias, y sintetiza el contraste mental en 4 pasos sencillos:

1) Piensa en un deseo.

2) Durante algunos minutos imagina que se hace realidad; dejando suelta a la mente y que se desvíe donde quiera ir.

3) Frena y cambia de marcha.

4) Imaginar los obstáculos que se interponen en el camino a concretar eso que anhelas.

Coincidencias y diferencias con el pensamiento positivo

Una de las distinciones entre esta técnica y las del pensamiento positivo es que en el contraste se incorporan tanto los pensamientos negativos como los positivos (en vez de solo estos últimos).

Sin embargo, hay puntos de contacto entre estas técnicas, por ejemplo, el uso de la visualización; que ambos tienen el propósito de proporcionar una solución; que implica tomar consciencia de sí mismo y aceptar -desde el ser consciente- eso que está pasando y lo que estás sintiendo; y que, en los resultados concretos, estimula el pensamiento que contribuye al bienestar, la motivación, amplía la percepción y empuja a la acción.

Cómo desarrollar el proceso de contraste mental

El secreto está en la mente subconsciente, la parte que contiene las emociones y sentimientos. Aquí se comandan muchas funciones que le dan las “órdenes” a la mente consciente, de la cual surgen los pensamientos, las ideas y las acciones.

Si logras dar el estímulo adecuado a la mente subconsciente, la consciente lo seguirá. Por ejemplo, cuando te tranquilizas al saber que el mejor cirujano está operando a un ser querido, la sensación es de mayor confianza, sin restarle gravedad. Se produce un contraste entre el dato de la realidad (el mejor cirujano está a cargo) y lo que sientes y buscas aliviar de alguna forma (angustia, ansiedad).

“El contraste mental permite ver alternativas a través de los problemas actuales”, dice la psicóloga alemana. Y lo hace uniendo ambas partes de la mente en un proceso denominado WOOP:

W (Wish) – Deseo: la expectativa de ser, hacer o sentir algo distinto. Por ejemplo: ser feiz, estar sano. Cuanto más fuerte sea el deseo, mayores son los esfuerzos por alcanzarlo.

O (Outcome) – Resultado: es el estado ideal que queremos lograr. Es la proyección hacia adelante, mediante la visualización, de eso que anhelas.

O (Obstacles) – Obstáculos: aquí registras la realidad en la que estás, y tomas consciencia de los obstáculos y dificultades que podrían aparecer. El contraste mental habilita que afrontes las posibilidades, en lugar de evitarlos.

P (Planning) – Planificar: a través del proceso anterior, tomas y planificas las decisiones. Por ejemplo, podrías utilizar un método para establecer objetivos y ejecutarlos. Los investigadores afirman que esta etapa es la que produce el pase a la acción real y el cambio de estado de meros pensamientos en algo concreto.

A estas etapas, me permito agregar la A de Acción, conformando WOOPA, ya que, si no ejecutas algo distinto, nada nuevo sucederá.

Ámbitos de aplicación del Contraste mental

Como trabaja sobre la resolución de problemas y expectativas de éxito, al contraste mental se lo utiliza en cualquier campo.

Algunos de los que han sido estudiados con resultados alentadores son la inteligencia emocional, especialmente el proceso de auto regular las emociones; los trastornos alimenticios; el compromiso con los objetivos y la responsabilidad; el rendimiento aplicado a la creatividad.

Y también en las psicoterapias es una ayuda esencial para acompañar a las personas a salir de sus propios laberintos internos, contrastando lo que siente, con escenarios de posibilidades que, si se llevan a la acción, pueden mejorar el estado en el que se está.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Sígueme en los medios sociales!

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Sígueme en los medios sociales!

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Compartir el post en tus redes sociales también es muy apreciado y permite a los autores ganar reconocimiento. Puedes utilizar #sumestucanal.

Ir arriba

Utilizamos cookies en nuestro sitio web

Por favor, confirma si aceptas nuestras cookies de seguimiento. También puedes rechazar el seguimiento, por lo que puedes seguir visitando nuestro sitio web sin que se envíen datos a servicios de terceros.

Configuración de las cookies