¿Cuál es el origen de las pesadillas?

Las alteraciones de sueño, conocidas como pesadillas o malos sueños, comienzan antes de los diez años. De acuerdo con Medline Plus, son considerados como parte de la infancia.

El estadio de ansiedad y agitación debe generar, para ser una pesadilla, la interrupción del sueño. El portal Psicología y Mente afirma que “hay momentos en los que la etapa del sueño, que solemos asociar a la calma y el bienestar, se transforma en un infierno del que tratamos desesperadamente de salir”.

¿Existe otra causa del origen de las pesadillas? 

No existe una causa específica de las pesadillas. No obstante, es más frecuente que surjan por llevar un estilo de vida ajetreado y con estrés. Aunque también influye algún hecho traumático, que haya modificado de una forma u otra nuestro estilo de vida.

El psicólogo Arturo Torres de Psicología y Mente señala que “entramos en un círculo vicioso de estrés y ansiedad que repercute negativamente en nuestra salud”.

Otras teorías, en cambio, si atribuyen una utilidad a las pesadillas. Concretamente, señalan que su presencia en el día a día puede hacer que nos preparemos para eventos estresantes, manteniendo un cierto estado de ansiedad que nos será útil a corto plazo para vencer obstáculos concretos, y que aparecen cuando hay algo en nuestras previsiones que nos preocupa. De este modo, la pesadilla sería una especie de entrenamiento mental para entrar en estado de alerta con mayor facilidad y, por consiguiente, reaccionar de manera rápida.

Medline Plus añade problemas físicos a los psicológicos. Las pesadillas pueden nacer por el trastorno de la respiración durante el sueño, la narcolepsia o el trastorno de terror nocturno.

¿Cómo prevenir los malos sueños?

Ayuda el llevar un estilo de vida más saludable, con ejercicios y alimentación balanceada. Reducir la cafeína y el alcohol y ensayar con técnicas de relajación. Si este tipo de situaciones continúa, lo mejor siempre es contactar a un profesional.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba