¿Cómo puedes vivir aquí y ahora?

Vivir aquí y ahora

La mayoría de la veces vivimos atrapados en dos tiempos inexistentes, el pasado y el futuro. Esta decisión la tomamos casi que de manera automática y nos perdemos el vivir aquí y ahora. Cuántas veces no te haz percatado que puedes pasar horas añorando lo que fue, diciendo frases como ; «¿ Te acuerdas?, aquellos tiempos fueron mejores».

Mucho pasa con nuestros padres y abuelos, no es raro escucharlos decir: En nuestra época podíamos hacer tal o cuál cosa y ahora ni soñarlo. También es común arrastrar cosas del pasado al momento presente y vivir la vida amargados por las heridas que aún no sanan. También podemos pasar largas horas de nuestro presente planificando el futuro y peor aún muchas veces con temores y expectativas que sólo contribuyen a estados de ansiedad.

Lo bueno es que podemos entrenar para vivir en el presente, lo que nos hará vivir con mayor tranquilidad y felicidad al disfrutar lo que realmente existe, el aquí y ahora. Al principio nos mantendremos en el presente sólo por pocos minutos, pero si nos hacemos conscientes lograremos cada día disfrutar sin añorar lo que ya no es ni esperar por lo que pueda ser.

Un lindo cuento budista

Los cuentos han servido a las civilizaciones durante generaciones, para transmitir enseñanzas y valores. Generalmente esta herramienta de enseñanza es muy efectiva porque por lo general siempre vamos a recordar las historias que dejaron en nosotros una enseñanza y por ello queremos compartirla con otros, masificando así lo aprendido. Te dejo a continuación un hermoso cuento budista que te hará reflexionar sobre si efectivamente tú vives en el presente.

Un hombre se le acercó a un sabio anciano y le dijo: -Me han dicho que tú eres sabio….

Por favor, dime qué cosas puede hacer un sabio que no está al alcance de las demás de las personas.

El anciano le contestó: cuando como, simplemente como;

duermo cuando estoy durmiendo,

y cuando hablo contigo, sólo hablo contigo.

Pero eso también lo puedo hacer yo y no por eso soy sabio, le contestó el hombre, sorprendido.

Yo no lo creo así, le replicó el anciano.

Pues cuando duermes recuerdas los problemas que tuviste durante el día

o imaginas los que podrás tener al levantarte.

Cuando comes estás planeando lo que vas a hacer más tarde.

Y mientras hablas conmigo piensas en qué vas a preguntarme

o cómo vas a responderme, antes de que yo termine de hablar.

El secreto es estar consciente de lo que hacemos en el momento presente

y así disfrutar cada minuto del milagro de la vida.

Anónimo

Tips para empezar a vivir en el presente

  • Cuando te encuentres pensando absorto en situaciones del pasado, con añoranza por lo que fue, déjalo ir, ya no existe y por más que pienses en la situación no podrás cambiar lo que ya paso y tampoco podrás recrear las mismas condiciones en tu presente. Regresa y disfruta lo que estés haciendo en el aquí y ahora.
  • Dedica unos minutos al día en no hacer nada, sólo sentir. Sentir el aire en tu cara, el aroma de una flor, la textura del papel de un libro que estés leyendo.
  • Planificar próximas acciones siempre nos ayuda a evolucionar. Hazlo sin expectativas, disfrutando cada momento y cada acción. No lo veas sólo como actividades que demandan esfuerzo para conseguir un objetivo, disfruta el transitar por cada una de ellas.

Te dejo una hermosa música del canal Cassio Toledo, para que empieces a tomar tiempo para; «No hacer nada», sólo siéntate un rato con la espalda recta y relajada y concéntrate en tu respiración cómo te indique en el artículo anterior. o puedes tomar un buen libro y leer por unos minutos, o recostarte y ver las nubes pasar.

Un abrazo inmenso.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba