Receta de Ratatouille vegetal, ¡Es muy fácil prepararlo!

La siguiente receta explora cómo hacer uno de los platillos más aclamados a nivel mundial, no sólo por su gran sabor sino también por ser el título de una película muy famosa ¿Adivinas cuál?

Veremos cómo preparar una receta francesa muy famosa, Ratatouille originaria de la región de Provence, Francia. En sus inicios este platillo fue creado por campesinos, su facilidad en la preparación, así como el contenido alto en vitaminas ayudó a popularizar dicho platillo.

Una ventaja de esta receta es su fácil digestión por lo que puede incorporarse en la vida diaria de las personas.

Ingredientes

  • Aceite de oliva extra virgen
  • HIerbas provenzales como orégano, albahaca y tomillo
  • Sal al gusto
  • 1 berenjena
  • 2 calabacines
  • 1-2 dientes de ajo
  • 1 pimiento rojo y verde
  • 1 cebolla
  • 4 jitomates de tamaño mediano.

Procedimiento

Para empezar, debemos rebanar la berenjena, en rodajas circulares de un grosor de medio centímetro, en un recipiente las mezclaremos con sal, moviéndolas periódicamente cada 30 minutos durante una hora. ¡Este paso es uno de los más importantes! De este paso depende el éxito y sabor de la recete.

La acción de mezclar la berenjena con sal, es que al activar sus propiedades sobre la berenjena logrará quitarle su amargura, así como suavizarla, también acentúa su sabor característico. 

Una vez pasados los 30 minutos debe procederse a enjuagarse, escurrirse y apartar para seguir con las preparaciones.

También necesitaremos cortar los pimientos en cuadros de 1 cm, posteriormente cortaremos el jitomate y calabaza en rodajas.

Después de terminar nuestros cortes, procedemos a poner el horno a temperatura de 180°C. 

Preferentemente dentro de un molde circular debe esparcirse el aceite de oliva, se vierte salsa de tomate con albahaca. La salsa de tomate no debe rebasar los 4cm de espesor.

Para la preparación debe ponerse en primer lugar una rodaja de berenjena, seguida de una de tomate y de calaba, repetir el proceso hasta que se acaben los materiales o se llegue al límite del molde. 

La preparación debe ponerse en el microondas durante 35 minutos, a una temperatura de 190 grados. Es importante recordar usar moldes aptos para resistir el calor.

Lo que se pretende lograr al meter las verduras al horno es que se rosticen. Para la presentación del platillo se sugiere espolvorearle una mezcla de hierbas secas, normalmente su utiliza albahaca, aunque también puede agregarse tomillo u orégano. 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba