Sueño

5 consejos básicos que te ayudarán a dormir mejor

0
(0)

 

0
(0)

El sueño es fundamental para mantener una buena salud física y mental. En consecuencia, es necesario que implementemos todas las estrategias posibles para tratar de dormir mejor. El descanso es tan importante para el organismo que pasamos una tercera parte de nuestra vida durmiendo. Por lo tanto, cualquier alteración que perjudique esa etapa de descanso y de reconfiguración de nuestro cuerpo producirá efectos negativos en nuestro bienestar.

La cara y el ánimo de los lunes por la mañana no son casuales. La falta de un sueño de calidad produce diversos trastornos en nuestra vida cotidiana. Hoy más que nunca, nuestro ritmo de vida y las condiciones ambientales conspiran contra la calidad de nuestro descanso. Por ese motivo, en este artículo presentaremos algunos consejos básicos para dormir mejor. Ahora bien, ¿cuáles son las consecuencias de la mala calidad de nuestro sueño?

Consecuencias negativas de un sueño de mala calidad

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), al menos un 30 % de la población mundial padece algún tipo de trastorno del sueño. Entre los efectos físicos que produce un descanso de mala calidad, se pueden destacar:

  • Somnolencia
  • Fatiga
  • Hipertensión
  • Deterioro cognitivo
  • Aumento en la probabilidad de accidentes

Además, un sueño inadecuado también afecta las emociones y, por lo tanto, la relación con nuestro entorno. En este sentido, provoca un aumento de las probabilidades de padecer estrés y depresión. En definitiva, altera nuestra conducta y nos genera problemas en nuestro modo de relacionarnos con los demás.

¿Cuánto tiempo hay que dormir para llevar una vida saludable?

Uno de los aspectos fundamentales para tener cuenta cuando nos proponemos dormir mejor es el tiempo que debemos dedicarle al descanso. Según la Sociedad Española del Sueño, las horas dedicadas a dormir deberían ser las siguientes:

  • Recién nacidos (0 a 3 meses): de 14 a 17 horas.
  • Lactantes (4 a 11 meses): de 12 a 15 horas.
  • Niños pequeños (1 a 2 años): de 11 a 14 horas.
  • Preescolares (3 a 5 años): de 10 a 13 horas.
  • Escolares (6 a 13 años): de 9 a 11 horas.
  • Adolescentes (14 a 17 años): de 8 a 10 horas.
  • Adultos (18 a 64 años): de 7 a 9 horas.
  • Ancianos (más de 65 años): de 7 a 8 horas.

En lo que va del artículo, hemos aclarado la importancia de mantener un sueño de calidad, las consecuencias adversas de no hacerlo y el tiempo que debemos dedicarle. A continuación, ofrecemos algunos consejos para mejorar nuestro descanso.

5 consejos básicos para dormir mejor

1. Elige un buen colchón

De acuerdo con una encuesta mencionada por la Sociedad Española del Sueño, se estima que el 7 % de los trastornos del sueño se deben a colchones incómodos y de mala calidad. Por consiguiente, procura elegir un colchón que se adapte a tus necesidades, además de almohadas y ropa de cama adecuadas.

2. Quita lo que sobra

El estrés producido por el desorden perjudica el sueño. Por lo tanto, el ambiente debe estar ordenado y limpio. Es importante que el espacio dedicado a descansar no esté contaminado por todo tipo de objetos (libros, dispositivos electrónicos, etc.) que puedan distraernos a la hora de dormir. La habitación debería estar dedicada solamente a dos actividades: el amor y el sueño.

3. Controla la temperatura

La temperatura del ambiente es fundamental para lograr un descanso de calidad. Durante el sueño, el calor del cuerpo desciende, pero depende en gran medida de la temperatura ambiental. Por lo tanto, cuando el ambiente es muy cálido o muy frío, disminuye el tiempo total dedicado a dormir. En este sentido, una temperatura entre 18 y 21 °C es la ideal para lograr un sueño de calidad.

4. Disminuye el ruido

El ruido es responsable de provocar trastornos del sueño. En especial, el ruido provocado por el tráfico en las grandes ciudades es una de las alteraciones que provoca insomnio. Trata de aislarte de esa contaminación exterior en la medida de lo posible y procura que reine el silencio en tu habitación.

5. Apaga la luz

Al igual que el ruido, la luz artificial produce alteraciones del sueño. Por lo tanto, un rato antes de irte a dormir apaga todas las luces, incluidas las que proyectan los dispositivos electrónicos, por más leves que sean. La oscuridad hará que duermas mejor y que estés más alerta al despertar en la mañana.

Para finalizar, recuerda que se trata solo de unos consejos básicos para dormir mejor. Si padeces otros problemas relacionados con el sueño, deberás consultarlo con un especialista, quien te recomendará las acciones necesarias para mejorar la calidad de tu descanso.

¿Qué te ha parecido este post?

¡Puntúalo!

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Síguenos en redes sociales!

¡Siento que este contenido no te haya sido útil! Lo tendremos en cuenta para mejorar

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo podemos mejorar este contenido?

 

¿Qué te ha parecido este post?

¡Puntúalo!

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Síguenos en redes sociales!

¡Siento que este contenido no te haya sido útil! Lo tendremos en cuenta para mejorar

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo podemos mejorar este contenido?

Compartir el post en tus redes sociales también es muy apreciado y permite a los autores ganar reconocimiento. Puedes utilizar #sumestucanal.

1 comentario en “5 consejos básicos que te ayudarán a dormir mejor”

  1. Pingback: Beber alcohol para conciliar el sueño es contraproducente

Los comentarios están cerrados.

Ir arriba

Utilizamos cookies en nuestro sitio web

Por favor, confirma si aceptas nuestras cookies de seguimiento. También puedes rechazar el seguimiento, por lo que puedes seguir visitando nuestro sitio web sin que se envíen datos a servicios de terceros.

Configuración de las cookies