Prebióticos vs probióticos: ¿Por qué son importantes?

4
(2)

 

4
(2)

¿Qué son los probióticos?

Para comprender la diferencia, considere el prefijo: PRO y PRE. El término «probióticos» se traduce literalmente como «de por vida». ¡Eso es porque los probióticos ayudan a promover la buena salud!

La definición oficial de probióticos de la Organización Mundial de la Salud es:

“Microorganismos vivos que, administrados en cantidades adecuadas, confieren un beneficio para la salud del huésped”.

Esto simplemente significa que las bacterias probióticas viven en tu intestino, lo que ayuda a descomponer los alimentos que come y ayuda a su cuerpo a absorber nutrientes y enzimas. Como era de esperar, esto respalda la salud en general.

Es fácil obtener probióticos de alimentos o suplementos. Los probióticos están presentes de forma natural en alimentos como el yogur, el kimchi, el chucrut, el miso y varios productos en escabeche. Para mayor comodidad, también puede tomar probióticos en forma de píldora.

¿Qué son los prebióticos?

Los prebióticos, por otro lado, significa «antes de la vida», ¡porque son el alimento para las bacterias buenas!

Los prebióticos son un tipo de fibra que los humanos no pueden digerir. En realidad, pertenecen a un grupo de fibras dietéticas llamadas oligosacáridos. Este grupo de compuestos se encuentra en muchos alimentos e incluye una variedad de diferentes formas no digeribles, como fructooligosacáridos, inulina y polisacáridos. 

Esto significa que los prebióticos pasan por el intestino delgado sin ser digeridos y terminan en el colon grueso, donde se fermentan. Este proceso de fermentación lo llevan a cabo las bacterias en su colon, por lo que esta fibra prebiótica se considera ‘alimento’ para estas bacterias.

La fibra prebiótica es fácil de incluir en su dieta. Está disponible en muchos alimentos cotidianos como el ajo, la cebolla, los plátanos, la alcachofa de Jerusalén, la piel de las manzanas (también conocida como pectina), la raíz de achicoria, los frijoles, la cáscara de psyllium y las legumbres.

Comer estos alimentos ricos en prebióticos con la mayor frecuencia posible es una excelente manera de mantener saludable su tracto intestinal. Piense en ellos como una especie de fertilizante natural para las bacterias intestinales buenas.

¿Cómo los probióticos y prebióticos mejoran la salud intestinal?

Beneficios de los probióticos

En pocas palabras, los probióticos son las bacterias «buenas» que viven en su intestino. Apoyan su salud de diversas formas:

  • Descomponer y digerir alimentos
  • Apoyando la salud intestinal en general
  • Mantener la salud de su sistema inmunológico

Los probióticos también influyen en cómo piensa y te sientes. Las bacterias intestinales influyen en la producción y regulación de hormonas, como la insulina y la leptina. También se ha descubierto que producen neurotransmisores, como serotonina, dopamina y GABA, que son responsables de su estado de ánimo.

Los probióticos apoyan la digestión, promueven un tránsito intestinal saludable y ayudan a reducir la diarrea. También pueden ayudar a mejorar los síntomas de la enfermedad inflamatoria intestinal (EII), el síndrome del intestino irritable (SII), la enfermedad de Crohn (una enfermedad autoinmune), las infecciones del tracto urinario y otras afecciones crónicas de salud.

En cuanto a mejorar la salud mental, se ha descubierto que las bacterias intestinales están conectadas directamente con su cerebro. Esta es la razón por la que el intestino a veces se denomina «segundo cerebro» y los probióticos ahora se utilizan para mejorar los trastornos de salud mental.

Se ha demostrado que ciertas cepas de probióticos ayudan a reducir la ansiedad, la depresión, el trastorno del espectro autista (TEA), el trastorno obsesivo compulsivo e incluso los problemas de memoria. Algunas de las cepas más eficaces para la salud mental incluyen Bifidobacterium longum, Bifidobacterium breve, Bifidobacterium infantis, Lactobacillus helveticus y Lactobacillus rhamnosus.

Aquí hay 12 alimentos ricos en probióticos que tal vez desee agregar a su dieta:

  • Yogur
  • Kéfir
  • Chucrut
  • kimchi
  • Kombucha
  • Kvass
  • Pepinillos
  • Olivos
  • Vinagre de sidra de manzana
  • Natto
  • Miso
  • Pan de masa fermentada

Beneficios de los prebióticos

Aunque tomar suplementos probióticos y comer alimentos fermentados es muy importante para la salud intestinal, los prebióticos son igualmente valiosos.

Los prebióticos pueden aumentar los beneficios para la salud de los probióticos al permitirles prosperar. La combinación de prebióticos con su ingesta de probióticos puede ayudar a mejorar su salud intestinal de muchas maneras.

A medida que los prebióticos se mueven por el tracto gastrointestinal, los ácidos gástricos o las enzimas digestivas no los degradan como otros alimentos. En cambio, se convierten en fuentes de combustible y nutrientes para las bacterias beneficiosas que viven en su intestino.

Las investigaciones muestran que los prebióticos juegan un papel importante en el mantenimiento del equilibrio general y la diversidad de las bacterias intestinales. En particular, ayudan a aumentar el número de bacterias «amistosas» como Lactobacilli y Bifidobacteria.

Se ha descubierto que agregar más fibra prebiótica a su dieta brinda una variedad de beneficios. Debido a que su microbioma puede usar las fibras prebióticas para sobrevivir y producir ácidos grasos de cadena corta, su cuerpo puede usar algunos de estos ácidos grasos para reparar y mejorar el revestimiento del intestino. Esto puede reducir el riesgo de síndrome del intestino permeable, crecimiento excesivo de Candida, IBS y otros problemas intestinales. [10]

Aquí hay algunos alimentos ricos en prebióticos que quizás desee agregar a tu dieta:

  • Espárragos
  • Plátanos
  • Achicoria
  • Ajo
  • Dientes de leon
  • topinambur
  • Kiwi
  • Legumbres (garbanzos, frijoles)
  • Puerros
  • Cebollas

Recuerda que tu cuerpo está lleno de bacterias: buenas y malas. Los buenos incluyen los probióticos, mientras que los dañinos pueden incluir patógenos y diversas levaduras. La buena salud proviene de mantener los dos en equilibrio: es decir, más bien que mal.

Esto se hace mejor al incluir muchos probióticos vivos en su dieta, ya sea a través de alimentos o suplementos, y al alimentar a esos probióticos con los nutrientes que necesitan para sobrevivir: prebióticos.

¿Qué te ha parecido este post?

¡Puntúalo!

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Síguenos en redes sociales!

¡Siento que este contenido no te haya sido útil! Lo tendremos en cuenta para mejorar

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo podemos mejorar este contenido?

 

¿Qué te ha parecido este post?

¡Puntúalo!

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Síguenos en redes sociales!

¡Siento que este contenido no te haya sido útil! Lo tendremos en cuenta para mejorar

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo podemos mejorar este contenido?

Compartir el post en tus redes sociales también es muy apreciado y permite a los autores ganar reconocimiento. Puedes utilizar #sumestucanal.

Ir arriba

Utilizamos cookies en nuestro sitio web

Por favor, confirma si aceptas nuestras cookies de seguimiento. También puedes rechazar el seguimiento, por lo que puedes seguir visitando nuestro sitio web sin que se envíen datos a servicios de terceros.

Configuración de las cookies