5 Consejos de nutrición para reducir tu huella de carbono

0
(0)

 

0
(0)

Muchas personas sienten la necesidad de reducir su impacto en la tierra debido a los efectos catastróficos del cambio climático y la extracción de recursos. Una estrategia es reducir su huella de carbono, que es una medida de sus emisiones totales de gases de efecto invernadero no solo por conducir vehículos o usar electricidad, sino también por elecciones de estilo de vida, como la ropa que usa y los alimentos que come.

Aunque hay muchas formas de minimizar su huella de carbono, hacer cambios en la dieta es un buen punto de partida.

De hecho, algunas investigaciones muestran que cambiar la dieta occidental hacia patrones de alimentación más sostenibles podría reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 70% y el uso de agua en un 50%.

Aquí hay 5 formas sencillas de minimizar su huella de carbono mediante elecciones dietéticas y de estilo de vida.

Deja de desperdiciar comida

El desperdicio de alimentos es uno de los principales contribuyentes a las emisiones de gases de efecto invernadero. Eso se debe a que los alimentos que se desechan se descomponen en los vertederos y emite metano, un gas de efecto invernadero particularmente potente.

Durante un período de 100 años, se estima que el metano tiene un impacto 34 veces mayor que el dióxido de carbono en el calentamiento global.

Actualmente se estima que cada persona en el planeta desperdicia una asombrosa cantidad de 428 a 858 libras (194 a 389 kg) de alimentos por año, en promedio.

Reducir el desperdicio de alimentos es una de las formas más fáciles de disminuir su huella de carbono. Planificar las comidas con anticipación, ahorrar las sobras y comprar solo lo que necesita contribuye en gran medida a ahorrar alimentos.

Deshazte del plástico 

Usar menos plástico es una parte importante de la transición a un estilo de vida respetuoso con el medio ambiente.

Los consumidores y la industria alimentaria suelen utilizar envoltorios de plástico, bolsas de plástico y contenedores de almacenamiento de plástico para empacar, enviar, almacenar y transportar alimentos.

Sin embargo, el plástico de un solo uso es uno de los principales contribuyentes a las emisiones de gases de efecto invernadero.

Estos son algunos consejos para usar menos plástico:

  • Evite las bolsas de plástico y la envoltura de plástico cuando compre productos frescos.
  • Traiga sus propias bolsas de la compra a la tienda.
  • Beba de botellas de agua reutilizables y no compre agua embotellada.
  • Almacene los alimentos en recipientes de vidrio.
  • Compre menos comida para llevar, ya que a menudo se envasa en espuma de poliestireno o plástico.

Come menos carne

Las investigaciones muestran que reducir la ingesta de carne es una de las mejores formas de reducir su huella de carbono.

En un estudio en 16.800 estadounidenses, las dietas que liberaron la mayor cantidad de gases de efecto invernadero fueron más altas en carne de res, ternera, cerdo y otros rumiantes. Mientras tanto, las dietas más bajas en emisiones de gases de efecto invernadero también fueron más bajas en carne.

Esto se debe a que las emisiones de la producción ganadera, especialmente el ganado vacuno y lechero, representan el 14,5% de las emisiones de gases de efecto invernadero inducidas por el hombre en el mundo.

Puede intentar limitar sus platos de carne a una comida por día, no comer carne un día a la semana o probar estilos de vida vegetarianos o veganos.

Prueba la proteína de origen vegetal

Comer más proteína de origen vegetal puede reducir drásticamente las emisiones de gases de efecto invernadero.

En un estudio, las personas con las emisiones de gases de efecto invernadero más bajas tenían la mayor ingesta de proteínas de origen vegetal, incluidas legumbres, nueces y semillas, y la menor ingesta de proteínas animales.

Aún así, no es necesario que elimine por completo la proteína animal de su dieta.

Un estudio en 55,504 personas encontró que las personas que comían cantidades medias de carne por día – 1.8 a 3.5 onzas (50 a 100 gramos) – tenían una huella de carbono significativamente menor que aquellas que comían más de 3.5 onzas (100 gramos) por día.

Como referencia, una porción de carne es de alrededor de 3 onzas (85 gramos). Si regularmente come más que eso todos los días, intente intercambiar más proteínas de origen vegetal, como frijoles, tofu, nueces y semillas.

Reduce el consumo de lácteos

Reducir el consumo de productos lácteos, incluidos la leche y el queso, es otra forma de reducir su huella de carbono.

Un estudio en 2.101 adultos holandeses reveló que los productos lácteos eran el segundo mayor contribuyente a las emisiones individuales de gases de efecto invernadero, solo detrás de la carne.

Otros estudios también concluyen que la producción de lácteos es un factor importante que contribuye al cambio climático. El ganado lechero y su estiércol emiten gases de efecto invernadero como metano, dióxido de carbono, óxido nítrico y amoníaco.

De hecho, debido a que el queso requiere tanta leche para producirse, se asocia con mayores emisiones de gases de efecto invernadero que los productos animales como la carne de cerdo, huevos y pollo.

Intenta comer menos queso y reemplazar la leche de vaca con alternativas a base de plantas como la leche de almendras o de soja.

¿Qué te ha parecido este post?

¡Puntúalo!

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Síguenos en redes sociales!

¡Siento que este contenido no te haya sido útil! Lo tendremos en cuenta para mejorar

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo podemos mejorar este contenido?

 

¿Qué te ha parecido este post?

¡Puntúalo!

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Síguenos en redes sociales!

¡Siento que este contenido no te haya sido útil! Lo tendremos en cuenta para mejorar

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo podemos mejorar este contenido?

Compartir el post en tus redes sociales también es muy apreciado y permite a los autores ganar reconocimiento. Puedes utilizar #sumestucanal.

Ir arriba

Utilizamos cookies en nuestro sitio web

Por favor, confirma si aceptas nuestras cookies de seguimiento. También puedes rechazar el seguimiento, por lo que puedes seguir visitando nuestro sitio web sin que se envíen datos a servicios de terceros.

Configuración de las cookies