Ovni de Roswell. ¡La verdad!

5
(1)

 

5
(1)

En el artículo anterior sobre el caso del ovni de Roswell, quedó claro que el Teniente Walter Haut envió un comunicado oficial al diario local «Roswell Daily». En dicho comunicado reveló, que el escuadrón 509, había capturado un platillo volante. Luego que la nota de prensa causó revuelo en el mundo, el alto mando militar cambió su versión. Por esto, hoy te revelaré, lo que realmente sucedió con el caso del ovni de Roswell. ¡La Verdad! .

En realidad, según los testigos, no era Walter Hunt quien se encargó de la recolección de los restos del ovni. Hunt solo era el jefe de prensa de la base militar del lugar. Lo que significa, que fue él, quien envió la nota de prensa del hallazgo, al diario local. Pero, quien sí hizo acto de presencia en el sitio, fue el Mayor Jesse Marcel. Este era el jefe de inteligencia de la base, y pertenecía al escuadrón de bombarderos tácticos.

Este escuadrón, fue la división de la fuerza aérea involucrada en el proyecto Manhattan, proyecto de la bomba atómica. Fué ahí cerca de Roswell, donde se detonaron prototipos de estas bombas para sus pruebas. Esto no lo pierdas de vista para que entiendas lo que viene más adelante. Ya veras como se relaciona el caso del ovni de Roswell con el lugar.

¿Cómo sucedieron realmente los hechos?

Efectivamente, el granjero Mac Brazel, la noche tormentosa del 2 de Julio de 1947, escuchó un estruendo en medio de los truenos de la tormenta. A la lejanía, en el horizonte, en dirección hacia la población de Socorro, observó un resplandor intenso, amarillento, que alumbró el cielo de la zona. No hizo mayor caso al asunto y se fue a dormir.

Pasaron dos días, y el 4 de Julio, se dió cuenta que sus ovejas no seguían el camino acostumbrado hacia el abrevadero. Montó su caballo y se dirigió al sitio para averiguar por qué los lanudos hacían esto y no obedecían a los perros ovejeros. Al llegar observó que el camino habitual de los animales estaba lleno de fragmentos brillantes de lo que parecían ser trozos de metal. Aunque los trozos eran pequeños y no dificultaba el paso de las ovejas, estas por alguna extraña razón se negaban a pasar por ahí.

Brazel recogió algunos fragmentos y enseguida notó que jamás había visto un material así. Apartó los trozos que estaban en el camino de los animales y estos enseguida, retomaron el camino a la fuente de agua donde acostumbraban beber. Era como si algo invisible para Brazel que solo sus ovejas podían ver, relacionado con el extraño metal, provocaba que estas temieran pasar por por dicho sendero.

El joven granjero, que en realidad era el capataz del rancho, tomó algunas piezas del raro metal y se las llevó a casa. Luego los acomodó en su camioneta y se dirigió al pueblo ubicado, entre su rancho y Roswell. Estando allí, se dirigió al bar y le contó a su amigo cantinero lo que descubrió y le pidió que lo acompañara al rancho. El cantinero se negó, por estar muy ocupado, y le aconsejó invitara al amigo de ambos, quien era el dueño de la farmacia.

¿Como se enteran los militares?

Brazel, se dirigió a la farmacia en busca de su otro amigo. Al llegar la esposa de éste le informa que su esposo no se encuentra en ese momento. El granjero le cuenta la historia de su hallazgo, y esta le aconseja llamar al Sheriff del condado George Wilcox. Acto seguido, la dama marca el número de la comisaría y le acerca el teléfono a Brazel. Este le relata lo sucedido al funcionario y Wilcox le pide que le lleve el material a la comisaría en vista de que no puede ir donde está el granjero.

Brazel se regresa al rancho, pues, el despacho de sheriff le quedaba muy lejos por estar ubicado en Roswell. En la mañana del 7 de Julio la familia del granjero lo visita, y este los lleva a ver los extraños fragmentos desparramados por el rancho. Su esposas e hijos se asombran y convencen a Mac Brazel a realizar el viaje hasta la comisaría del sheriff . George Wilcox recibe al granjero, y al examinar los trozos del aparente metal, queda impactado con lo que observa. Nota que es un material muy ligero, algunos en forma de viga, y con inscripciones extrañas de color marrón rosáceo. Algunos fragmentos parecían papel metálico, pero cuando Wilcox intentó romperlos no pudo hacerlo, pero mas extraño aun, es que al doblarlo volvía inmediatamente a su forma original.

Inmediatamente el sheriff decide llamar a la base militar cercana, y luego de hablar con varios funcionarios de la base, lo conectan con el Mayor Jesse Marcel. Este al escuchar la historia de boca de Wilcox le pide que los espere y retenga a Brazel con el extraño material. Minutos después, Marcel junto a otro funcionario más, estaban interrogando al granjero y examinando los trozos de objetos. Los dos militares al examinar los fragmentos desconocidos se pusieron algo nerviosos y le pidieron a Mac Brazel que los guiara al lugar de los hechos.

Los militares bloquean la zona

Los dos militares y el granjero, llegan al sitio a media tarde. Inmediatamente Marcel y su compañero se dan cuenta que los objetos no se parecen a nada conocido y recogen cuanto fragmentos pueden y lo llevan a su vehículo. Esto le lleva el resto de la tarde y en vista de que eran demasiados trozos del raro material, Marcel decide pasar la noche en el rancho y en la mañana envía a su compañero a informar y traer refuerzos.

Bien temprano en la mañana, el rancho y sus alrededores estaba tomado por cientos de militares. A Mac Brazel no lo dejaron acercar más a la zona de los fragmentos. El sitio fue acordonado por varios anillos de seguridad y la fila de camiones para recolectar fragmentos era interminable. Los rumores rápidamente se esparcieron por aquellas tierras y un periodista de la radio escucho a Marcel cuando informaba por el teléfono de la farmacia, a sus superiores. Claramente el periodista radial escuchó que Marcel informaba que habian recuperado un platillo volador en la zona.

Por Supuesto, la radio informó del hecho, y el diario local, «Roswell Daily», solicitó una entrevista, y aunque no pudo entrevistar a Marcel, recibió una declaración escrita de este, proporcionada por el jefe de prensa de la base , Teniente Walter Haut, donde aseguraba que la fuerza aérea de la zona había recuperado un platillo volador. Cosa que luego, el mismo Marcel se encarga de contradecir, mostrando los restos de un globo meteorológico.

Son tres los hechos que debes tomar en cuenta sobre el caso del ovni de Roswell. En primer lugar que es la zona de pruebas de la primera bomba atómica. En segundo lugar, que estos objetos se siniestraron precisamente en esa zona y no en otra parte del mundo. Y que los encargados de recolectar los fragmentos,asegurar la zona y encubrir los hechos, eran los únicos militares autorizados a manejar armamento nuclear.

Apenas comienzo a contarte la verdad sobre este complicado caso del ovni de Roswell. Y ahora, es que esta historia se pondrá mejor. Así que te invito a que no te pierdas mi próximo artículo.

¿Qué te ha parecido este post?

¡Puntúalo!

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Síguenos en redes sociales!

¡Siento que este contenido no te haya sido útil! Lo tendremos en cuenta para mejorar

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo podemos mejorar este contenido?

 

¿Qué te ha parecido este post?

¡Puntúalo!

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Síguenos en redes sociales!

¡Siento que este contenido no te haya sido útil! Lo tendremos en cuenta para mejorar

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo podemos mejorar este contenido?

Compartir el post en tus redes sociales también es muy apreciado y permite a los autores ganar reconocimiento. Puedes utilizar #sumestucanal.

Ir arriba

Utilizamos cookies en nuestro sitio web

Por favor, confirma si aceptas nuestras cookies de seguimiento. También puedes rechazar el seguimiento, por lo que puedes seguir visitando nuestro sitio web sin que se envíen datos a servicios de terceros.

Configuración de las cookies