El inicio de la Era OVNI

5
(1)
5
(1)

Desde 1883 se tiene registro de la primera fotografía ovni conocida. La obtuvo José Bonilla, director del observatorio de astronomía de Zacateca en México. Desde ese momento en adelante, son muchas la fotografías genuinas que se tienen sobre este fenómeno. Pero es el caso Roswell en 1947 en Nuevo México, quien marca el inicio de la Era ovni.

El caso Roswell, es el acontecimiento más emblemático sobre este tema, porque. a pesar de tener antecedentes, es este el caso que provoca el encapsulamiento del fenómeno ovni en una atmósfera de misterio y encubrimientos gubernamentales. Como consecuencia, impulsa el inicio de las más diversas teorías de conspiración. Teorías salpicadas de verdades, medias verdades, mentiras y desinformación.

Es por esto que decidí presentar el caso de Nuevo México, como el punto de partida de una serie de artículos a modo de dosier, que recoge la cronología de casos emblemáticos de avistamientos de ovnis. Esperando con esto, que ocurra en ti, un despertar de consciencia que te permita percibir la realidad de nuestro vasto universo y su miríada de vida inteligente que nos rodea.

El caso Roswell

Era el miércoles 2 de Julio de 1947. Mac Brazel, granjero del poblado de Roswell , estado de Nuevo México, en los Estados Unidos, escuchó un estruendo en los límites de su rancho. Parecía que algo se había estrellado o al menos colisionado dentro de su propiedad. Al acercarse al sitio, observó lo que al él le pareció eran restos metálicos de algún objeto estaño. La rareza del objeto le paralizó y no se acercó más. Prefirió ir corriendo a contárselo al Sheriff.

Mac Brazel

El Sheriff y otros pobladores que también habían escuchado el estruendo, se acercaron al sitio de los hechos. Al llegar ya se encontraba ahí, el teniente del ejército de nombre Walter Haut con otros funcionarios militares, en su mayoría soldados. Estos y el resto de los presentes observaron un objeto circular, de apariencia metálica, semi enterrado en la tierra. La forma en que estaba enterrado, dejaba presumir que había caído del cielo. Tenía un agujero correspondiente al veinte por ciento de su estructura producto del impacto.

Cuando rodearon el objeto, se asombraron al observar a un costado del ovni, lo que parecían ser dos personas destrozadas por el impacto. Se apresuraron a acercarse más, con la intención de percatarse si aún estaban vivos y prestarle auxilio. Para ese momento, ya estaban seguro que dichos personajes eran los tripulantes de aquel misterioso objeto accidentado. Pero quedaron impactados al percatarse que estos tripulantes no eran humanos. Tenían forma humana, pero el aspecto de su rostro y extremidades revelaba que no eran de este mundo.

Aspecto de los extraterrestres

Estos tripulantes tenían una estatura aproximada de ciento cincuenta o ciento sesenta centímetros de estatura. Sus cabezas eran muy grandes y desproporcionadas con respecto al resto de sus cuerpos. Sus ojos eran negros y almendrados con ausencia de párpados. No se observaba nariz alguna en medio de su rostro y lo que parecía la boca, apenas era una pequeña hendidura sin labios.

Tampoco parecían tener orejas y su cabezas eran totalmente calvas. Pero lo más impresionante era el tono de color de su piel. Era de un color grisáceo mezclado con marrón, con un brillo casi metalizado o más bien una especie de brillo de humedad. Pero el otro aspecto llamativo, era su vestimenta, de un color negro, ceñida al cuerpo y de lo que parecía ser una sola pieza.

El teniente Walter Haut, ordenó a sus hombres que apartaran a los civiles del lugar, incluyendo al propio sheriff. Estos fueron casi que empujados a más de ciento cincuenta metros de distancia. Desde ahí observaron que los militares revisaron el interior del objeto y minutos después, emergieron dos humanoides del interior del ovni. Estos estaban vivos, pero parecían heridos por su forma de caminar ayudados por el personal de Haut. Acto seguido, el lugar se llenó de más militares y los civiles fueron definitivamente desalojados del lugar.

El encubrimiento

El 8 de Julio, el diario «Roswell Daily», publica la noticia con el título: “La Fuerza Aérea recupera un platillo volador que se estrelló en un rancho , en Roswell“. Y tituló el artículo de esa manera en vista de que esas fueron las declaraciones del propio teniente Walter Haut. Pero días después, el alto mando militar de la base local desmintió el articulo haciendo que el diario se retractara.

El alto mando militar publicó un comunicado, diciendo que lo estrellado en Roswell, era solo un globo meteorológico. Además indicó que los supuestos extraterrestres, no eran más que maniquíes de prueba. De esta manera, quedó desmentida la noticia que horas antes le habían dado la vuelta al mundo.

Pero cabe preguntarse: ¿Cómo es que un teniente del ejército de los Estados Unidos proporciona a la prensa una información tan impactante si supuestamente era falsa?. Todo indica que la información inicial era cierta y el Teniente, quien no había recibido una orden de guardar silencio dijo a la prensa lo que había visto junto a los testigos que lo acompañaban. Tu sentido común ya te debe estar revelando la verdad y en el siguiente artículo profundizaré en las consecuencias de este caso.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Sígueme en los medios sociales!

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Sígueme en los medios sociales!

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Ir arriba

Utilizamos cookies en nuestro sitio web

Por favor, confirma si aceptas nuestras cookies de seguimiento. También puedes rechazar el seguimiento, por lo que puedes seguir visitando nuestro sitio web sin que se envíen datos a servicios de terceros.

Configuración de las cookies