El silencio incómodo: el arma secreta de Steve Jobs, Jeff Bezos y Tim Cook para ganar discusiones

5
(1)

 

5
(1)

Ninguna persona está a salvo de enfrentarse a situaciones de descalificación o de insultos en la vida cotidiana, ya sea en entornos familiares o laborales. Genios de la tecnología como Steve Jobs, su discípulo Tim Cook o Jeff Bezos, fundador de Amazon, son reconocidos adeptos de la Regla del Silencio Incómodo para desarmar a sus rivales.

Todo líder debe saber manejar situaciones incómodas y momentos de tensión. Si algo tienen en común estos tres personajes, es que utilizaron a menudo la Regla del Silencio incómodo para enfrentarse a acusaciones o ataques dialécticos en directo. Incluso a insultos. Una técnica que puede resultarnos muy útil si la adquirimos para nuestra vida.

Esta estrategia es explicada por la BBC vía Geraldine Soengas en Business Insider. Se trata de una técnica descrita por Justin Bariso, consultor y autor del bestseller EQ Aplicado, Guía para la Inteligencia Emocional en el Mundo Real.

Steve Jobs es acusado en directo por un desarrollador de no tener ni idea de programación y además le insinúa que ha estado perdiendo el tiempo durante 7 años. Como vemos en el vídeo, tras escuchar la pregunta Jobs bebe un sorbo de agua, agacha la cabeza y se queda pensando 10 segundos. Incluso suelta una frase y vuelve a pensar otros 10 segundos.

¿En qué consiste la Regla del Silencio Incómodo?

Imagina que estás en una entrevista, o en un debate escolar o universitario, o en una reunión de trabajo. Alguien te formula una pregunta muy incómoda, incluso insultante. Lo más natural, casi instintivo, es responder inmediatamente. Seguramente afectados por el insulto no pensaremos con claridad, y la respuesta no será la mejor.

Sin embargo, Jeff Bezos, Tim Cook o Steve Jobs han usado en público la Regla del Silencio Incómodo, que consiste en quedarse callado durante 10 o 20 segundos, pensando la respuesta.

Es un silencio que llega a resultar incómodo en una sala llena de gente, pero no tiene ningún problema en pararse a pensar tranquilamente antes de responder. Esa es la primera lección: si respondes en caliente a un insulto, posiblemente dirás algo de lo que luego te arrepentirás. Es mejor pararse a pensar lo que vas a decir, aún a costa de los silencios incómodos. Te calmarás y elegirás mejor la respuesta.

Tim Cook, como buen discípulo de Jobs, también es conocido por sus largas pausas en las entrevistas y las rondas de preguntas. Jeff Bezos lo hace en las reuniones, en donde no tiene problema en pararse a leer un informe en silencio antes de responder a una pregunta.

La Regla del Silencio Incómodo es una muestra de inteligencia emocional, porque se usa para controlar las emociones. La pausa de 10, 20 segundos nos permite serenarnos, equilibrar las emociones, y dar respuestas más pensadas, y más profundas. También ayuda a tomar el control de la conversación. Ganas confianza porque tu mente, y no tus emociones, controla lo que vas a decir, y al mismo tiempo pones más nervioso y descolocas a tu oponente, que está esperando una respuesta que no llega.

¿Qué te ha parecido este post?

¡Puntúalo!

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Síguenos en redes sociales!

¡Siento que este contenido no te haya sido útil! Lo tendremos en cuenta para mejorar

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo podemos mejorar este contenido?

 

¿Qué te ha parecido este post?

¡Puntúalo!

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Síguenos en redes sociales!

¡Siento que este contenido no te haya sido útil! Lo tendremos en cuenta para mejorar

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo podemos mejorar este contenido?

Compartir el post en tus redes sociales también es muy apreciado y permite a los autores ganar reconocimiento. Puedes utilizar #sumestucanal.

Ir arriba

Utilizamos cookies en nuestro sitio web

Por favor, confirma si aceptas nuestras cookies de seguimiento. También puedes rechazar el seguimiento, por lo que puedes seguir visitando nuestro sitio web sin que se envíen datos a servicios de terceros.

Configuración de las cookies