Covid-19

Tú puedes ayudar en la investigación del coronavirus

Los líderes mundiales repiten constantemente que lo único que podemos hacer para combatir el coronavirus es quedarnos en nuestros hogares. Sin embargo, aun en esa situación de encierro e inactividad, podemos colaborar de otra manera. ¿Cómo? Donando una parte de la potencia de nuestras computadoras para investigar el virus.

El proyecto Folding@home utiliza la potencia de miles de computadoras unidas en una red mundial para generar una supercomputadora virtual. Fue creado hace 20 años por la Universidad de Stanford, pero tiene su sede actual en la Universidad de Washington. Ese poder de cómputo le permite investigar diversas enfermedades, incluido el coronavirus. Para tal fin, solo usa una parte de la CPU, del espacio en disco y del ancho de banda de cada una de las computadoras conectadas.

Cómo funciona el proyecto

La instalación de un pequeño programa posibilita que cada voluntario ceda una parte de la potencia de su computadora. Puede descargarse desde el sitio oficial Folding@home de manera gratuita. La suma de todos esos recursos permite simular la dinámica de las proteínas implicadas en varias enfermedades. De acuerdo con el profesor Greg Bowman, que lidera el proyecto, este método permite hacer cálculos que de otro modo serían imposibles de realizar.

Mediante esas simulaciones, se estudian diversos aspectos de las proteínas que no podrían verse en el laboratorio. Sin embargo, el profesor Bowman aclara que los experimentos siempre serán decisivos para comprobar lo que surja de las simulaciones. Los datos generados por esta supercomputadora virtual se distribuyen libremente y se utilizan para generar otras investigaciones y para la creación de nuevos fármacos.

El programa está disponible para Windows, Linux y Mac. Puede ser utilizado bajo nuestra identidad o de manera anónima. Además, permite regular la potencia que donaremos al proyecto y si lo haremos en todo momento o solo cuando no estemos utilizando el equipo.

Por qué es importante para investigar el coronavirus

El profesor Bowman explica que los virus también utilizan proteínas para suprimir el sistema inmunológico de la persona infectada y reproducirse. Por lo tanto, resulta muy importante simular la dinámica de las proteínas del coronavirus para entender cómo funcionan. Se trata de un paso fundamental para luego diseñar las terapias que puedan detener ese mecanismo de la enfermedad.

Aunque existen potentes métodos experimentales que permiten determinar las estructuras de las proteínas, solo ofrecen una instantánea de la forma que adoptan. Por este motivo, la simulación a través de computadoras es necesaria para captar las proteínas en acción. “Las estructuras que no podemos ver experimentalmente pueden ser la clave para descubrir una nueva terapia”, concluye el profesor Bowman.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba