Tamarindo y glándula pineal

Toma jugo de tamarindo, tu tercer ojo lo agradecerá

La bebida por excelencia que todos debemos tomar para ayudar a nuestro cuerpo a desintoxicarse es agua. Muchas veces he escuchado de algunos familiares y amigos que no le gusta tomar agua o que se les olvida. Esto es un grave error ya que necesitamos agua para todos nuestros procesos orgánicos.

Lamentablemente sin darnos cuenta podemos estar consumiendo agua fluorada, lo que puede hacer con el tiempo que se calcifique nuestra glándula pineal y con ello se perjudicará nuestra salud emocional y nuestra conexión con lo espiritual. Hoy te traigo una propuesta para consumir suficiente agua y a su vez desintoxicar tu cuerpo del exceso de flúor. Hoy te digo, toma jugo de tamarindo, tu tercer ojo lo agradecerá.

Tu tercer ojo (glándula pineal) y el fluoruro

Como te comenté en las entradas anteriores, el consumo de flúor produce la calcificación de nuestra glándula pineal. Al estar calcificada, no puede segregar melatonina, sustancia necesaria no sólo para tener un sueño reparador sino para conseguir que podamos conectar con el mundo más allá de lo físico.

Un estudio realizado por la Facultad de Ciencias de la Universidad de Osmania en Hyderabad, India, ha demostrado que un aumento en la concentración de fluoruro de sodio en el agua potable, suministrado a ratas condujo directamente a un aumento de la acumulación de fluoruro en el tejido cerebral. Lo principal es evitar el consumo de flúor, pero si ya tenemos años consumiendolo de diversas formas, como por ejemplo en la pasta y enjuague bucales, es hora que empecemos a depurar nuestro organismo.

Tamarindo, nuestro aliado en la excreción del flúor

El tamarindo es de origen Indio y su nombre se lo debe al vocablo Árabe que signific dátil de la india. Llegó a México en tiempo d ela colonia y rápidamente se extendió a la mayoría de países Suramericanos. La época de cosecha es entre enero y abril y es tan versátil que ya es costumbre verlo en la gastronomía en platos salados o en refrescantes bebidas.

El tamarindo también se ha utilizado durante siglos en la medicina ayurvédica, posee gran cantidad de proteínas y minerales que nutren nuestro cuerpo. Nos puede ayudar a eliminar por la orina el exceso de flúor de nuestro organismo y es interesante leer estudios como los realizados por la Universidad de Sonora, donde se logra a través de la semilla de tamarindo bajar las concentraciones del fluór en el agua de consumo humano.

Podemos preparar el tamarindo de diversas formas, a mi en lo particular me encanta en jugo de tamarindo ya que es delicioso y muy refrescante. Para preparar el jugo de tamarindo lo puedes comprar en forma de pasta o en vainas, yal como lo bajan del árbol.

Si compras en el mercado las vainas, debes pelarlas y colocar la pulpa con todo y semilla a remojar en agua de una noche hasta el día siguiente. Igual si compras la pasta de tamarindo si ésta trae semillas. La razón de dejarlas remojar durante la noche es para que se le desprenda más fácilmente la semilla de la pulpa.

Ingredientes del jugo de tamarindo detox

  • 200 gramos de pulpa de tamarindo
  • 750 ml de agua fría
  • 3 cucharadas de azucar morena

Colocar todos los ingredientes en la licuadora, batir por un minuto apróximadamente y si quieres lo puedes colar, pero como ya le has quitado las semillas no es necesario colarlo, acuerdate que el aporte de fibra de la pulpa es importante para tu salud intestinal.

Alternando este jugo, con el té de cúrcuma, contemplando el sol al amanecer o al atardecer y dedicandote un tiempo a la meditación diario, verás como poco a poco se activa tu glándula pineal, mejorando la calidad del sueño y permitiendo que tengas mayor sensibilidad al mundo espiritual que te rodea y acceso consciente a todo lo que está más allá de lo físico.

Un abrazo de luz.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba