Plásticos, residuos, contaminación

Multinacionales se unen para producir bioplásticos

Multinacionales se únen para producir bioplásticos. Esta buena noticia se da a través del convenio entre grandes empresas y Avantium, una startup holandesa de bioquímica. El acuerdo podría revolucionar el consumo sustentable en el futuro. El objetivo es reducir la producción de plásticos en los próximos años, buscando reemplazarlos por botellas orgánicas. Se planea elaborar 5.000 toneladas de plásticos cada año hechos de azúcares de maíz, trigo o remolacha.

Si bien el nuevo producto está en fase de desarrollo, ya cuenta con una importante inversión detrás. Coca-Cola, la empresa embotelladora número 1 y la gigante Danone, que vende 24,6 mil millones de productos alimenticios cada año, invirtieron en una planta de bioplásticos en Holanda. Carlsberg, la empresa cervecera multinacional, también respaldó el diseño de botellas hechas de azúcares vegetales.

La compañía cervecera danesa de 173 años de historia espera vender su producto en un diseño innovador: una botella de cartón con su interior forrado con una capa de plástico vegetal.

La intención de Avantium es que su nueva planta descomponga de forma masiva los azúcares sostenibles de las plantas en compuestos químicos simples, para ser reestructurados y formar un nuevo plástico a base de plantas. Se prevé que recién para 2023 se logrará una masa crítica de producción para llenar los estantes de supermercados. Las multinacionales y los bioplásticos podrían comenzar una relación duradera y sobre todo, saludable.

¿Cuánto tiempo tardará en biodegradarse?

Los ensayos han demostrado que el diseño del nuevo envase es lo suficientemente resistente como para contener bebidas carbonatadas. Al colocarlas en un compostador, van a biodegradarse en el transcurso de un año, y más de tres si permanecen en el entorno natural.

La voz oficial de la compañía

El director ejecutivo de Avantium, Tom van Aken, dio una entrevista al periódico británico The Guardian y afirmó que a fin de año se construirá la principal planta de bioplásticos en el mundo. Además, dijo lo siguiente: “Este plástico tiene unas credenciales de sostenibilidad muy atractivas porque no utiliza combustibles fósiles y puede reciclarse, pero también se degradaría en la naturaleza mucho más rápido que los plásticos normales”.

¿Por qué el plástico es tan nocivo para el planeta?

Hace más de 100 años que el plástico nos acompaña en infinidad de productos que consumimos. Por ser fácil de fabricar, por su versatilidad, y por su bajo costo, está presente en gran parte de lo que compramos en el supermercado. El problema es que lo usamos por un corto período de tiempo y al deshacernos de él trae consecuencias dañinas para el medio ambiente.

A nivel mundial, cada año se fabrican casi 300 millones de toneladas de plástico a partir de combustibles fósiles, según datos de la ONU. Esos envases son perjudiciales para los ecosistemas marinos, donde generalmente termina y suponen un grave riesgo para la salud animal e incluso humana. Sin darnos cuenta, pueden introducirse en la cadena alimentaria.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba