La voz que grita en el desierto

5
(1)

 

5
(1)

Cuántas veces hemos escuchado o leído esta frase, exclamación de un personaje que desde niño nos han enseñado que bautizaba y vivía a orillas del Río Jordán. Son muchas las lecturas que se pueden dar a los pasajes bíblicos, hay mucho simbolismo detrás de ello. Metafísicamente hablando, al nombrar en la biblia los cielos, se refiere a nuestra mente, pensamiento. El agua son las emociones, la tierra es la manifestación. Belén, significa, la casa del pan, del plexo solar, la casa de las emociones. Hoy te quiero hablar del significado: «La voz que grita en el desierto».

Entonces, el tercer domingo de adviento, se nos recuerda que » Hay vida en el desierto». En este año 2020, muchos hemos vivido en un desierto, en confinamiento y en soledad. A través de esta experiencia nos hemos confrontado con un desierto, donde hemos buscado tener vida. Es así, como nos ha tocado reinventarnos desde todo tipo de aspectos, tanto en lo profesional, en lo personal y en nuestra propia búsqueda interna.

Aunque este desierto, en el que nos encontramos de improviso, nos ha cambiado en el cómo nos relacionamos, también es cierto que ha significado el descubrimiento de recursos que no sabíamos que teníamos. Hemos aprendido a darle valor a pequeñas cosas y a tomar tiempo, ya sin tantos distractores para estar a solas con nosotros mismos.

Mantén la Alegría

Finalizar el 2020 con salud y en familia se ha convertido en el tesoro más grande que alguno ha podido desear. El año 2021 nos trae numerologicamente la vibración del «5» año de la libertad, de salir del confinamiento y las esperanzas del mundo están puestas en ello. Con la entrada de la Era de Acuario poco a poco dejaremos atrás el valor del sacrificio para concentrarnos en el valor del agradecimiento y de la libertad. En el tercer domingo de adviento, se nos recuerda según el libro de Isaías 6, 1-2 a. 10-11 lo siguiente:

El Espíritu del Señor, Dios, está sobre mí,
porque el Señor me ha ungido.
Me ha enviado para dar la buena noticia a los pobres,
para curar los corazones desgarrados,
proclamar la amnistía a los cautivos,
y a los prisioneros la libertad;
para proclamar un año de gracia del Señor.
Desbordo de gozo en el Señor,
y me alegro con mi Dios:
porque me ha puesto un traje de salvación,
y me ha envuelto con un manto de justicia,
como novio que se pone la corona,
o novia que se adorna con sus joyas.
Como el suelo echa sus brotes,
como un jardín hace brotar sus semillas,
así el Señor hará brotar la justicia
y los himnos ante todos los pueblos.

Isaías 6, 1-2 a. 10-11

Ser la Voz que grita en el desierto, es hacerse consciente que dentro de nosotros se encuentra el espíritu de Dios, el cuál nos permitirá convertirnos en luz para otros. En luz para aquellos que necesiten de nuestras palabras porque están desanimados o un poco afligidos. La pandemia nos ha hecho ver que estamos todos en el mismo planeta, que lo que le afecta a uno puede afectarnos a todos. Que en ciertas ocasiones, no se puede hablar de condición legal, económica o racial, el desierto nos puede afectar a todos.

El pasaje nos habla también, que puedes convertirte en una persona que da buenas noticias a otros. Puede ser que alguien que perdió su trabajo lo escuches, veas su potencial y le digas levantate tu tienes mucho potencial para tal o cual cosa. Quizá esto, además de una palabra de consuelo signifique la libertad económica y mental para alguien. Al estar alegres y positivos, puedes convertirte en ejemplo de cambio y de que un nuevo mundo tanto en lo material como en lo mental y emocional puede ser posible.

Ser voz en el desierto

En este 2021, podemos incorporarnos a actividades colectivas, donde podamos ser voz de los que no han sido escuchado. Hay muchas iniciativas que pueden materializarse, si en ellas cree alguien que pone sus potencialidades al servicio de los demás con alegría y entusiasmo. Si no practicas ninguna religión, pudieras incorporarte a actividades colectivas que te permitan establecer vínculos con personas que deseen llevar adelante proyectos altruistas.

Como te he dicho en las entradas anteriores, la energía de la Era de Acuario, nos hará sentir que podemos lograr metas desde el colectivo, remando hacia ser más humanos. La Era de la tecnología nos ha permitido sentirnos conectados a todos y a todo, pero en realidad debemos cuidarnos de no irnos al extremo y sentirnos alejados y confinados, como en un desierto, cuando todo esto pase.

Conviértete con alegría en la Voz que grita en el desierto. Un abrazo de luz.

¿Qué te ha parecido este post?

¡Puntúalo!

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Síguenos en redes sociales!

¡Siento que este contenido no te haya sido útil! Lo tendremos en cuenta para mejorar

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo podemos mejorar este contenido?

 

¿Qué te ha parecido este post?

¡Puntúalo!

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Síguenos en redes sociales!

¡Siento que este contenido no te haya sido útil! Lo tendremos en cuenta para mejorar

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo podemos mejorar este contenido?

Compartir el post en tus redes sociales también es muy apreciado y permite a los autores ganar reconocimiento. Puedes utilizar #sumestucanal.

Ir arriba

Utilizamos cookies en nuestro sitio web

Por favor, confirma si aceptas nuestras cookies de seguimiento. También puedes rechazar el seguimiento, por lo que puedes seguir visitando nuestro sitio web sin que se envíen datos a servicios de terceros.

Configuración de las cookies