Policia Municipal de Terrassa

Drogas, botellón, fiestas ilegales y presunta pirómana en La Gripia

Un denunciado por tenencia de estupefacientes y para llevar una arma blanca con una prohibición vigente

La Policía Municipal lo identificó al recibir el alerta de un vecino que lo vio intentando acceder a un vehículo con un acompañante

El 112 dio el aviso viernes, a las 16:19, de que dos individuos habían sido vistos por varias personas intentando acceder a un vehículo situado en la calle Marconi debajo la influencia de las sustancias estupefacientes.

Hasta el lugar se dirigieron dos patrullas de la Policía Municipal, que identificaron a dos personas en el interior del vehículo. Al registrarlo, encontraron diferentes sustancias psicotrópicas, además de comprobar que uno de los identificados llevaba un arma blanca a pesar de tener una requisitoria de prohibición de llevar armas vigente. Además, al maletero del vehículo se encontró una bobina de cableado de fibra óptica, dos destornilladores y una clave maestro tipo «bumping».

Finalmente, el vehículo fue inmovilizado y se contactó con su propietario, y el individuo fue denunciado para incumplir la orden judicial que prohibía la tenencia de armas y para llevar 0,5g de marihuana.

El copiloto también fue denunciado por tenencia de 2,4g de cocaína.

Circula por la acera a gran velocidad y con sustancias estupefacientes

Un individuo fue parado por una patrulla de la Policía Municipal viernes, a las 18:35 horas, mientras circulaba con un patinete eléctrico a gran velocidad y por la acera de la calle de Vallhonrat en el centro. Al identificarlo, los agentes ven que está incumpliendo una orden de alejamiento y que, además, detectan un fuerte olor a marihuana.

Durante el cacheo se localizó una báscula, dinero fraccionado y 4 bolsas de marihuana de 0,29g, 0,98g, 1,05g y 0,94g respectivamente. Finalmente, el individuo fue detenido por un delito contra la seguridad pública y por rotura de la orden de alejamiento.

Un vehículo quemando en la calle Solsona La Gripia

El 112 dio el aviso domingo, a la 1:00 horas, de un vehículo que estaba quemando en la calle de Solsona. Hasta el lugar se dirigió una dotación de la Policía Municipal, que pudo comprobar los hechos. Los agentes se aseguraron que los vehículos del lado no se habían visto afectados por el fuego y pidieron apoyo a los bomberos, que apagaron el incendio.

Un testigo aseguró a los agentes que había visto una mujer quemar el vehículo y marchar del lugar con otro turismo.

Dos heridos leves y un conductor huido al saltarse el semáforo en rojo

El 112 dio el aviso domingo, a las 19:03 horas, de un accidente entre dos vehículos en la calle Antoninus Pius. Al llegar, los agentes de la Policía Municipal vieron que uno de los implicados en la colisión presentaba un fuerte golpe a la zona torácica, con el que se pidió asistencia del SEM.

Testigos del hecho informaron a los agentes que uno de los vehículos se había saltado la fase roja del semáforo y que, después de causar el accidente, había marchado del lugar de los hechos.

Gracias al número de la matrícula facilitado por los mismos testigos se pudo identificar al conductor, el domicilio del cual consta a Rubí, y se pidió a la Policía Municipal de la población que localizara al conductor huido. Finalmente, las dos personas que sufrieron el accidente tuvieron que ser asistidas por el SEM y trasladadas al Hospital Universitario MútuaTerrassa por heridas leves.

Seis intervenciones por fiestas el fin de semana

La Policía Municipal ha tenido que intervenir en seis fiestas a lo largo del fin de semana por las molestias acústicas que causaban al vecindario.

Sábado, a las 23:15 horas, una dotación policial se dirigió a la calle de Murillo después de que de una vivienda saliera música a un volumen muy elevado desde hacía varías horas. También el sábado, a las 4:42 horas, una patrulla de la Policía Municipal fue requerida por un particular por una fiesta con molestias sonoras en la calle de Ricardo Caro.

Domingo, a las 3:20 horas, un particular se quejó de molestias causadas por ruido cerca de la calle de la Font del Redondo, con los que los agentes denunciaron al responsable del inmueble al comprobar los hechos. En la calle de Ramón y Cajal se interpuso una denuncia el mismo domingo, a las 4:35 horas, después de que los agentes comprobaran que un grupo de personas a una terraza de una vivienda estaba impidiendo el descanso del vecindario.

La misma situación se repitió la madrugada de domingo, a dos viviendas más situados en la calle de Santiago Russiñol y en la avenida de Josep Tarradellas. En todas las intervenciones, los agentes han denunciado a los causantes de la molestia por no respetar el descanso de los vecinos, incumpliendo las ordenanzas municipales.

Una quincena de personas identificadas por hacer botellón en la vía pública

La Policía Municipal ha denunciado e identificado más de una quincena de personas a lo largo del fin de semana para consumir bebidas alcohólicas a la vía pública y causar molestias al vecindario a cuatro puntos de la ciudad.

Viernes, hacia las 19 h, los agentes fueron alertados de un grupo de personas que se encontraba consumiendo alcohol y haciendo alboroto en la plaza del Tinte. Al llegar, denunciaron un total de siete personas para consumir bebidas alcohólicas en la calle y por molestias al vecindario.

Durante la madrugada de viernes a sábado, a las 2.45 h, una patrulla detectó un grupo de vehículos al aparcamiento de un centro comercial de la avenida del Vallès que marcharon del lugar al verlos. La dotación policial paró dos de los coches y dejó marchar un de ellos al constatar que todo estaba en orden.

El conductor del otro vehículo dio positivo en la prueba de alcoholemia con 0,52 mg/L de aire expirado en la prueba estimativa y con 0,48 y 0,46 mg/L en el etilòmetre de precisión. Además, se lo denunció por no haber pasado la inspección técnica de vehículos y se denunció otra persona que lo acompañaba por falta de respecto a los agentes de la autoridad.

Sábado, a las 23.15 h, una patrulla detectó un grupo de personas bebiendo y causante molestias al vecindario de la plaza de la Bòbila Sentara. Los agentes los identificaron y denunciaron una de las personas por tenencia de navaja. Domingo, hacia las 18.40 h, una patrulla denunció dos personas más por tenencia de navajas durante la identificación de un grupo de 5 personas que estaba consumiendo alcohol en un parque infantil de la calle de Virgen María de la Fuencisla.

Cuatro denuncias a conductores en estado etílico

Una dotación policial, realizando servicio patrulla, observó sábado a la 1.00 h, un vehículo con una conducción errática en la calle de Faraday. Los agentes pararon el vehículo y observaron que la conductora presentaba síntomas evidentes de estar bajo la influencia de bebidas alcohólicas.

Los agentes le realizaron la prueba estimativa, de alcoholemia dando como resultado 0,60mg/l de aire expirado y la trasladaron a central para realizar las pruebas correspondientes, que dieron 0,58 mg/l y 0,55 mg/l de aire expirado. El vehículo quedó inmovilizado en la calle y se denunció el acompañante que viajaba con ella por falta de respecto a los agentes.

Por otro lado, domingo a las 0.05 h, una patrulla observó un vehículo circulante en sentido contrario a la marcha en la calle de Beethoven. Los agentes lo pararon y vieron que el conductor presentaba síntomas de estar bajo la influencia de bebidas alcohólicas o drogas. Al realizarle la prueba de alcoholemia, dio positivo con 0,52 mg/l de aire expirado y fue trasladado a Jefatura para realizar las pruebas con etilòmetre de precisión, que dieron 0,42mg/l y 0,44mg/l de aire expirado.

Los agentes pararon domingo a las 3.55 h otro vehículo que circulaba de forma errática por la calle de Padre Tatcher. Al hacer la prueba de alcoholemia al conductor, dio un resultado positivo de 0,61 mg/l de aire expirado en la primera y de 0,67mg/l y 0,66mg/l con la etilòmetre evidencial. Se dio aviso a Egarvia para inmovilizar el vehículo, puesto que no había ningún conductor que se pudiera hacer cargo de este.

El mismo domingo, hacia las 23.15 h, una patrulla observó otro vehículo con una conducción errática en la avenida de Jaime I. Los agentes lo pararon e hicieron la prueba de alcoholemia a su conductor, que dio 0,42 mg/l de aire expirado y 0,44 mg/l en las dos siguientes que se le realizaron. Un conductor habilitado se hizo cargo del vehículo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba