No Codiciarás.

Como en los otros mandamientos donde el NO se encuentra presente, el No Codiciarás significa que no lo harás porque es absurdo hacerlo. Cuándo pasamos por ciertas inconformidades en nuestra vida, es sencillo voltear a ver la vida de otros y pensar que todo está bien en su mundo. Podrías pensar que sólo a ti te ocurren cosas que no son del todo agradables y pudieras estar tentado a ponerte en los zapatos de otro y no en los tuyos.

Las apariencias nos pueden hacer pensar que existen personas viviendo una vida perfecta, sin contratiempos o malos momentos y en el fondo podemos desear vivir sus vidas. Los medios de comunicación y más recientemente las redes sociales, muestran lo mejor de la vida de cada cual. Es muy fácil pasearte por los perfiles de amistades y conocidos y sentir que están viviendo la vida de sus sueños.

Puedes cuestionarte tu propia vida, pensando que estás haciendo algo mal o que quizá tienes mala suerte o que Dios se ha olvidado de ti. Déjame decirte que cada uno lleva su cruz. Cada persona está manifestando la vida que desea realmente y que es necesaria para superar ciertos aspectos de su existencia, que de forma contraria no podría superar.

No codiciarás

No codiciarás. Es absurdo sentir envidia por los logros alcanzados por otra persona, por sus talentos o riquezas. ¿ Sábes realmente la vida que está detrás de la apariencia de cada persona?. Más allá de ser absurdo, el sentir envidia es una manifestación de poca fe. Hasta ahora hemos aprendido que Dios no hace las cosas a medias y que si en un momento determinado sientes alguna necesidad o deseo, puedes estar seguro de que Dios está preparando algo aún mejor para ti.

Puedes ver muchos ejemplo en la naturaleza. Un huevo de cualquier ave tiene todo lo necesario para que se manifieste la vida. Dentro del huevo está todo lo que ese nuevo ser necesita para existir. De la misma manera cuando sientes un deseo en tu corazón, significa que ya está alli para ti, sólo falta que se manifieste. La forma de manifestarlo sólo depende de ti, y no de su tu vecino logró conseguirlo primero.

Abundancia infinita

Una vez escuche que el mundo del internet es un mundo de abundacia infinita. Esto lo escuché de un amigo freelancer. A este amigo muchos le preguntaban como hacía para conseguir clientes habiendo tanta competencia en el área de diseño gráfico. Mi amigo contestó con otra pregunta ¿ Cuál competencia?, en el Internet hay abundancia para todos y tu cliente ideal está allí sólo esperando a que llames a su puerta.

Si el internet ofrece abundantemente clientes para todos, cuánto más el universo. Cada vez que sientas una necesidad, practica el agradecimiento. Siente que ya eso que deseas, se manifiesta en tu vida y si lo ves en otro, agradece al universo que se manifiesta abundantemente para todos.

Hay un dicho que reza; Tus amigos te quieren ver bien pero no mejor que ellos. Este refrán tiene detrás de él una gran mentira. Los verdaderos amigos son aquellos que se alegran con tus logros, con tus alegrías. Los verdaderos amigos son personas inteligentes que quieren que sus redes (Amigos y conocidos) estén cada día mejor, porque entonces serán rodeados por personas positivas y exitosas.

No codiciarás, porque no podrás hacerlo. Rodéate de personas que cada vez busquen ser mejores sin compararse con nadie. Recuerda que tu única competencia eres tú, a quién debes superar cada día es a ti mismo. Es por ello que es absurdo codiciar, ya que tu felicidad y a lo que llamas éxito no necesariamente tenga el mismo significado para mi.

Agradece en todo momento

Ahora que entiendes el significado de No codiciarás, podrás manifestar lo deseado en tu vida agradeciendo desde las más pequeñas cosas que ya tienes hasta tus más grandes deseos. Ayuda a quien lo necesite, se amable, y cultiva buenas amistades. Los amigos y vecinos llegan a ser nuestra familia más cercana. Ten presente que todo lo necesario en tu vida ya está cubierto desde el momento de tu encarnación.

Cuando tengas algun pensamiento que pueda parecer envidia, puedes hacer el siguiente decreto que nos enseño Conny:

YO SOY, la ley del perdón y la llama transmutadora de todos los errores de toda la humanidad. YO estoy encendida en fuego violeta, libre de toda creación humana y ahora y eternamente sostenido.

Conny Méndez

Un abrazo de luz.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba