más atractivos con mascarilla

¿Somos más atractivos con mascarilla? La ciencia lo explica

Según la ciencia, esta es la explicación por la que somos más atractivos con mascarilla.

¿Es posible que seamos más atractivos con mascarilla? En la mayoría de casos en los que conocemos a alguien, creemos que es más guapa con la mascarilla puesta y eso parece tener una explicación científica. Bajo la mascarilla se ocultan los juegos de la mente que hacen más guapas a las personas, pero también problemas en la piel. En este artículo repasaremos lo que dice la ciencia para explicar porqué somos más atractivos con mascarilla.

Somos más atractivos con mascarilla gracias a los juegos de la mente

Imagina que caminas por la calle y ves dos personas con mascarilla. Solo vemos sus ojos y la expresión que tienen en su rostro. La pregunta desde el prejuicio es: ¿Quién es guapo y quién es feo? En el momento en el que se quitan la mascarilla vemos algo que no esperábamos: una mandíbula más grande y unos dientes desequilibrados. Todo tiene una explicación científica y es que nuestro cerebro nos engaña, ya que está diseñado para reconocer una medida equilibrada y buscar la perfección.

Lo que esconde la mascarilla: por qué somos más atractivos

No es que seas prejuicioso o tengas un problema. Para entenderlo debes conocer uno de los principios más básicos de las teorías de la percepción: nuestra mente siempre rellena los huecos que no ve, ya sean figuras incompletas o rostros humanos, porque necesita darle un sentido a lo que tengamos adelante.

Si nuestra mente no tiene la suficiente información como para completar una imagen que se ajuste a la realidad, realizará un proceso para inventar los datos que faltan. Si nos referimos a la percepción de las personas, las leyes de la Gestalt entran en juego haciendo que cuando completamos un rostro, la mente invente la mejor forma posible para poder completarlo.

Somos más atractivos con mascarilla porque esconden problemas cutáneos

Además de ocultar parte de nuestra identidad, las mascarillas invisibilizan problemas cutáneos. El cubrebocas produce una fricción continua, además de incrementar la temperatura y crear una atmósfera con elevado grado de humedad. Esta serie de factores genera que los poros se obstruyan, se inflamen y aparezcan granitos.

Esto le ocurre tanto a gente que ya tenía tendencia al acné, como a quienes se les está exacerbando. Las gomas de las mascarillas también crearon problemas en la piel, ya que tienen un componente al que mucha gente tiene alergia.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba