¡La mente de los bebés es fascinante! Así funciona

3.7
(3)

 

3.7
(3)

Comprender la dinámica y el comportamiento de los bebés es casi un enigma. ¿Por qué lloran? ¿Cuándo tienen hambre? ¿Qué ven en nosotros? ¿Qué cosas les divierten? Son varios los interrogantes que se generan. Si bien existen subjetividades y cada bebé reacciona distinto, hay algunos conceptos generales que pueden ayudar a conocer más la mente de los bebés.

Dean Burnett es un neurocientífico británico, afirma que los primeros días de desarrollo cerebral son fascinantes porque en ese momento se forman todas las conexiones que el bebé necesitará a lo largo de toda la vida. Gran parte de su trabajo está dedicado en comprender la mente de los bebés y estas son algunas de las conclusiones a las que llegó.

1. La mente de los bebés no tiene juicio

Los adultos tenemos modelos mentales basados en experiencias y memorias de cómo deberían funcionar las cosas. Contamos con esquemas para organizar situaciones. Pero los niños no. Para ellos todo es nuevo y maravilloso, no tienen experiencia para juzgar las cosas. Además, los menores de 7 años apenas son capaces de almacenar recuerdos.

2. Repetición vs. Comprensión

En la cabeza del un bebé, el cerebro no crece de la misma manera que el resto del cuerpo. Un niño puede llegar a gatear a base de repetir el movimiento, pero esto no significa que vayan a entender el concepto de por qué tiene que ponerse los zapatos. Lo que los niños entienden es que cuando algo es diferente que el día anterior, hay que inquietarse.

Como no tienen todas las conexiones formadas aún, cuando no se cumple lo que esperan, pierden el control y no saben cómo reaccionar. Por eso hacen sonar todas las alarmas simplemente porque todos los días les damos la taza verde pero hoy les hemos dado la roja.

3. Los cerebros pequeños trabajan el doble

En realidad hay más conexiones en el cerebro de un niño que en el de un adulto. Cuando se alcanza la adolescencia empieza el proceso de reducción y el cerebro comienza a eliminar recuerdos que no se activan nunca para ser más eficiente. Esto significa que nuestros hijos pequeños procesan demasiado, no demasiado poco, lo que debería impresionarnos. Es decir, pasan muchas cosas por la cabeza de un bebé. Por el contrario, los adolescentes podan su cerebro, por lo que se pasan el día durmiendo y no arreglando su habitación, por ejemplo.

4. Es todo luchar o huir

El ser humano tiene un sistema de detección que reside en lo profundo del cerebro, cerca del hipocampo. Este sistema es el encargado de desatar la respuesta en situaciones de estrés y prepara al cuerpo para la lucha o la huida. El niño no puede saber si algo es bueno o no hasta que no lo prueba. No sabe si es inocuo, solo que no es familiar, y eso le preocupa.

5. La evolución del grito

Nuestros hijos se alarman por todo, y es algo que hay que esperar. Es una forma de preservación, ya que desde un punto de vista evolutivo un niño grita para atraer la atención de los adultos. Gritar puede espantar a depredadores y atraer a un adulto, por lo que es una respuesta biológica común. Puedes compartir este dato la próxima vez que viajes con tu hijo en un avión.

6. No saborean igual las verduras

Todos queremos enseñar a nuestros hijos a comer bien. Pero hay una razón cerebral por la que los niños prefieren el chocolate antes que las espinacas. Estos tienen el sentido del gusto diferente al de los adultos, las comidas son más vívidas para ellos. Por eso las verduras pueden resultar más amargas para ellos. Por el contrario, el chocolate está cargado de azúcar. Al cerebro infantil le gusta porque le aporta energía.

7. Más crecen, menos maduran

Podríamos pensar que, según van saliendo de su fase de bebés, los niños se vuelven más maduros. Esto es un error. En la medida en que sus cerebros van formando memorias más permanentes, pueden ser más difíciles de manejar. A los 5 años tienen un nivel básico de comprensión, lo que puede hacer que las rabietas sean peores porque ya saben cómo deberían terminar.

¿Qué te ha parecido este post?

¡Puntúalo!

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Síguenos en redes sociales!

¡Siento que este contenido no te haya sido útil! Lo tendremos en cuenta para mejorar

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo podemos mejorar este contenido?

 

¿Qué te ha parecido este post?

¡Puntúalo!

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Síguenos en redes sociales!

¡Siento que este contenido no te haya sido útil! Lo tendremos en cuenta para mejorar

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo podemos mejorar este contenido?

Compartir el post en tus redes sociales también es muy apreciado y permite a los autores ganar reconocimiento. Puedes utilizar #sumestucanal.

Ir arriba

Utilizamos cookies en nuestro sitio web

Por favor, confirma si aceptas nuestras cookies de seguimiento. También puedes rechazar el seguimiento, por lo que puedes seguir visitando nuestro sitio web sin que se envíen datos a servicios de terceros.

Configuración de las cookies