País que declara no tener COVID-19

Conoce el país que declara no tener COVID-19 y niega la vacunación

Tanzania el país que declara no tener COVID-19 y se niega rotundamente a tener un plan de vacunación masivo en su país.

Sus últimos datos fueron actualizados desde hace muchos meses con respecto al coronavirus y hoy después de casi un año de iniciada la pandemia, aún confirman que no tiene el virus en su nación.

Pero esto más allá de ser un logro aplaudido, es una triste realidad que esconde uno de los países más pobres del continente africano.

La gente fallece de una extraña gripe y las autoridades de salud no dan respuesta de que está sucediendo.

Hace tan solo unas semanas se presentó un ciudadano promedio al hospital por una tos seca y sin sentido del gusto y olfato, horas después de estar internado en el hospital falleció.

Casos como estos se presentan a diario y aún no se ve una respuesta certera por parte del gobierno.

Tan solo un mínimo porcentaje de la población puede referirse al tema; el temor y las represarías son mayores que puede tomar el gobierno contra los ciudadanos son mucho más peligrosas que el virus.

Los esfuerzos para contener el virus han sido mínimos y las muertes por extrañas gripes se continúan dando.

La última ayuda que recibieron por parte del sistema de salud, fue una conferencia donde la Ministra de Salud Dorothy Gwajima dio una demostración de como hacer un batido de verduras, el cual podría proteger de virus, sin demostrar pruebas fidedignas.

 País que declara no tener COVID-19 sin acceso a Europa

País que declara no tener COVID-19

Varios países de Europa han tomado a Tanzania en la lista negra de países que no pueden ingresar a las fronteras europeas; como lo es el caso de Reino Unido, donde tiene a Tanzania y Estados Unidos vetados para ingresar.

El presidente de Tanzania John Magufuli ha declarado en continuas ocasiones que el país se encuentra totalmente libre de COVID-19.

Junto con su gabinete y funcionarios del gobierno se han burlado y han encontrado absurdo el uso de mascarillas y se han burlado de las medidas sanitarias que han tomado algunos países vecinos.

Han declarado que la vacuna contra el COVID-19 es totalmente dañina sin proporcionar evidencia alguna. Han recomendado a los tanzanos a inhalar vapor y medicamentos a base de hierbas, los cuales no han sido autorizados por la OMS.

En sus declaraciones el presidente Magufuli declaró:

«Si el hombre blanco pudo inventar las vacunas, ya debería haber encontrado una vacuna para el sida, el cáncer y la tuberculosis«.

Con este discurso a logrado que la población de Tanzania no cumpla con los protocolos de salud y el virus continúe expandiéndose por todo el país sin precedentes.

La gente muere en las calles o llegan a los hospitales casi moribundos por una extraña gripe o tos; pero el gobierno no quiere aceptar esta realidad.

El Doctor Matshidiso Moeti, director para África de la OMS ha intentado incentivar a Tanzania en este plan de vacunación declarando:

«Las vacunas funcionan y animo al gobierno [de Tanzania] a prepararse para una campaña de vacunación contra la covid».

Tanzania al día de hoy presenta 0 casos de coronavirus desde que inició la pandemia. Sin embargo continua siendo uno de los países que forman parte de la lista de nacionalidades que no admiten en Europa, América y Asia.

Ir arriba