¿Atiendes a tu niño interior?. Conoce los beneficios

0
(0)

 

0
(0)

Ya en las entradas anteriores, pudiste leer un resúmen que preparé con mucho cariño, sobre el ho´oponopono. Ya luego de leer las cinco entradas, estás listo para empezar a incorporar esta filosofía a tu vida. Existirá algunas de las herramientas descritas, que resuenen más contigo y sea la que utilices con mayor frecuencia. Una de las cosas a las que tienes que prestar atención y las que traerá grandes beneficios a tu vida a conectarte con tu Unihipili. Hoy te quiero preguntar: ¿ Atiendes a tu niño interior?.

Existe una relación muy estrecha entre la madre y el hijo. De la misma manera existe la relación entre UHANE y UNIHIPILI. Cuántas veces no te has tropezado con un niño y su madre en un centro comercial, donde el niño llora desconsoladamente o da pataletas y su madre trata de calmarlo a veces sin tener resultados inmediatos. De seguro, muchos pasarán a un lado y podrán pensar que este niño es malcriado. A lo largo de tu vida, conociste a personas que se comportan como niños egoístas y hasta tú mismo has tenido reacciones desproporcionadas frente a un evento.

Pues déjame decirte que hace poco escuche un audio de Jorge Bucay, Terapeuta argentino, donde contaba que leer el libro de Inés Barreda, le dió la oportunidad de tomar consciencia de que somos los mismos niños de hace unos años. La escritora cuenta en su libro, que cuando cumplió ocho años, se levantó temprano en la mañana y se miró al espejo, donde pudo observar que no había sufrido ningún cambio, por lo que pensó, que el cambio se daba en la noche mientras dormía. Así cuando cumplió nueve, permaneció despierta toda la noche y no pudo observar el cambio. Es por ello que la niña se dió cuenta que seguimos siendo los mismos de años anteriores.

¿ Qué niño fuiste?

Al pasar los años te transformas en mujer u hombre adulto y dejas atrás el niño . A veces ni siquiera te detienes a analizar qué tipo de niño fuiste, pero sigues siendo ese mismo niño que creció. Yo recuerdo mi adolescencia como si fue ayer, de seguro tu tendrás recuerdos de tu niñez que pudieron quedar grabados en tu subconsciente o niño interior ( Unihipili) en forma de memorias y que ahora después de grandes estás repitiendo una y otra vez.

Si recuerdas tu niñez, quizá en tu esencia eras un niño tímido al que tus padres decían; hijo debes ser más sociable. Puede también que en cambio eras un niño super hablador y extrovertido y tus padres tenían poca paciencia y te obligaban a quedarte tranquilo. Sea cuál sea tu caso, de seguro tratabas de complacer a mamá y a papá, por ello aprendiste a ser quien no eras y a complacer a los demás para ser aceptado.

Con este ejemplo muy sencillo, te quiero representar las miles de situaciones que pudiste vivir en tu niñez que han formado tu patrón de creencias. Algunas de estas vivencias causaron dolor y hasta el día de hoy la guardas como una herida que necesita ser sanada. A través de ho’oponopono te comenté, que no necesitas saber el origen de aquellas memorias, sólo falta que pides a la divinidad que sean borradas. Para borrar esas memorias de la infancia el ho´oponopono te ayuda a conectar con tu niño herido, a ocuparte de él y a darle todo el amor que necesita. Ahora tu de adulto le dices al niño que tienes mucho amor que darle, le presta la atención que necesita y la seguridad que todo está bien.

Beneficios de atender tu niño interior

Sólo con tomar consciencia de que mucha de tus acciones obedecen a programas repitiendose como memorias en tu subconsciente, te llevará a dedicar el tiempo suficiente para ocuparte de ese niño o niña. Cada vez que le dedicas un espacio y tiempo a darle amor, verás como tus relaciones con otras personas mejoran, la tristeza que quizá no sabes por qué la sientes, desaparezca y muchos de los complejos con los cuáles has vivido desaparezcan de tu vida.

Recuerda que toda la limpieza que hagas, debes realizarla asumiendo el 100% de responsabilidad y sin expectativas. Al principio acercarte a tu niña o niño, es un poco doloroso para algunas personas, por eso el proceso se debe hacerse poco a poco. Puedes comenzar ubicando una foto tuya de cuando estabas pequeño, quizá de unos siete años de edad y utilizarla para visualizarte de niño.

Tu relación con el niño o la niña la integrarás a tu día a día. Especialmente nos podemos acercar a nuestra niña o niño, cuando nos percatamos que frente a una situación tenemos respuestas desproporcionadas de enojo o tristeza. Quiero compartir contigo la meditación del Dr Len, el cuál te llevará de la mano a conocer y encontrarte con tu niño interior. Si al principio no te sientes cómoda, no pasa nada, sigue intentandolo de a poco.

Te dejo la meditación del Dr Len editada por el canal maya333god, espero la disfrutes y te ayude igual como lo hizo conmigo.

Un abrazo de luz.

¿Qué te ha parecido este post?

¡Puntúalo!

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Síguenos en redes sociales!

¡Siento que este contenido no te haya sido útil! Lo tendremos en cuenta para mejorar

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo podemos mejorar este contenido?

 

¿Qué te ha parecido este post?

¡Puntúalo!

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Síguenos en redes sociales!

¡Siento que este contenido no te haya sido útil! Lo tendremos en cuenta para mejorar

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo podemos mejorar este contenido?

Compartir el post en tus redes sociales también es muy apreciado y permite a los autores ganar reconocimiento. Puedes utilizar #sumestucanal.

Ir arriba

Utilizamos cookies en nuestro sitio web

Por favor, confirma si aceptas nuestras cookies de seguimiento. También puedes rechazar el seguimiento, por lo que puedes seguir visitando nuestro sitio web sin que se envíen datos a servicios de terceros.

Configuración de las cookies