Acoso escolar bullyng ciberbullyng

2 de mayo Día Mundial Contra el Acoso Escolar ‘Bullyng’

Carles Lázaro: ‘Hace falta la implicación de los adultos en la educación de los niños y jóvenes, la decisión firme de ejercer una pedagogía rica en valores’

Hoy 2 de mayo se conmemora el Día Internacional contra el Acoso Escolar reconocido por la UNESCO.

Este año Terrassa se añade a esta fecha como muestra de lucha contra esta lacra global que afecta muchos niños y jóvenes y que vulnera el artículo 19 sobre el «Derecho a una Infancia Libre de Violencia», tal como se recoge a la Convención de los Derechos de los Niños de la ONU.

El acoso escolar o «bullying» es una situación de maltrato físico, psíquico o sexual contra una persona en edad escolar, que se hace frecuentemente con reiteración y que tiene consecuencias físicas y psíquicas en las víctimas. En los últimos años, se ha añadido a las diferentes formulaciones de acoso entre jóvenes el ciberacoso o «ciberbullying», como una nueva fórmula de abuso utilizando las redes sociales, a menudo desde el anonimato y con el objetivo de atacar y denigrar a víctimas indefensas.

Estas agresiones mediante internet se amplifican, tienen un gran eco y pueden perdurar en el tiempo. Termas como sextorsió, cyberbullyng, happy slapping, sexting, o exposición involuntaria de imágenes sexuales son termas que ya forman parte de esta nueva fórmula de acoso.

En un informe hecho por la organización Save the Children en 2019, junto a la definición de los términos mencionados anteriormente, se presentan datos de un estudio propio en el cual se demuestra que 4 de cada 10 adolescentes participantes a la muestra habían sufrido ciberacoso en algún momento, fijando la fecha orientativa de comienzo a los 13 años.

La última Encuesta de Convivencia Escolar y Seguridad en Cataluña hecha por la Generalitat, evidenciaba que un 40,4% de los adolescentes encuestados consideraban que habían sufrido en algún momento acoso a través de las redes sociales, afectando especialmente a las chicas y que el 16,7% de la muestra había sido ciberacosadas.

Todo y estos datos, el Departamento de Educación solo tenía registrados noventa y cinco casos relacionados con violencia hasta marzo de este curso, de los cuales solo treinta habían llegado a los Servicios Centrales de la Consejería en Cataluña.

Esto nos muestra que muchas de estas situaciones se dan fuera de las aulas o del centro educativo, favoreciendo una ley del silencio, por la cual ni víctimas ni testigos lo denuncian por temor a represalias o vergüenza.

por todo esto, se hacen necesarias medidas educativas, sociales y legales.

Carles Lázaro

Después de muchos años con unos programas de convivencia poco definidos, este curso el Departamento de Educación ha aprobado el Plan de Escuelas Libres de Violencia, en el que establece diferentes actuaciones y estrategias para prevenir y hacer frente en todos los casos de violencia y acoso escolar.

También se crea la Unidad de apoyo al alumnado en situación de violencia (USAV), como garantía y compromiso de la administración catalana en el cumplimiento de los protocolos establecidos para cada caso de acoso.

El pasado día 15 de abril el Congreso de los Diputados en España, aprobó La Ley Orgánica de Protección de la Infancia y la Adolescencia, que establece de forma exhaustiva medidas de sensibilización, detección, protección y reparación a las víctimas de violencia al ámbito infantil y juvenil.

Desde el Grupo Municipal del Partido Socialista de Cataluña, creemos que Terrassa tiene que hacer una apuesta clara por la defensa del bienestar de los niños y jóvenes.

Por ese motivo aprobamos en el Pleno de noviembre una Propuesta de Resolución con siete acuerdos que pedían un compromiso activo a las diferentes administraciones en el aumento de programas de detección, prevención y atención a las familias, la contratación de especialistas, la formación en la prevención y tratamiento del acoso y el ciberacoso y la promoción de campañas de sensibilización.

El objetivo de la moción era dar visibilidad y soluciones a este problema. La orientación y acompañamiento especializado a los jóvenes, a las familias de los asediados y acosadores y en los centros educativos, tiene que ser una acción nuclear en el tratamiento y solución de todas las variantes de acoso escolar.

Hoy 2 de mayo tenemos una oportunidad de declarar Terrassa Ciudad Libre de Violencia Escolar y sumar otras muchas ciudades.

Pero esto no será posible sin la implicación de los adultos en la educación de los niños y jóvenes, la decisión firme de las entidades y los centros educativos al ejercer una pedagogía activa rica en valores y el apoyo de las Administraciones en toda la Comunidad Educativa.

Carles Lázaro

Ir arriba