Rosa Boladeras concejal del Ayuntamiento de Terrassa por TxT

Violencia y victimismo banalizado en pleno por Rosa Boladeras

Oportunismo, transgresión, acoso y estrategia

Somos feministas y deseamos una sociedad libre y democrática que luche para conseguir que sea igualitaria sin discriminaciones de ningún tipo. El pasado viernes al pleno municipal de Terrassa esta lucha se vio terriblemente amenazada por la concejal de cultura, la señora Rosa Boladeras.

Autodeterminarse víctima y señalar al concejal del Partido Socialista de Cataluña en Terrassa, Javier Garcia como agresor es todo un crimen contra la lucha feminista por la igualdad. Considero que, es totalmente injustificable y también encuentro fuera de contexto la acusación de la señora Boladeras al señor García.

Por desgracia muchísimas mujeres sufren maltrato por parte de sus agresores, está costando muchísimo conseguir una sociedad más justa para todas nosotras y no podemos permitir, que en el pleno municipal, el alcalde Jordi Ballart y todos los concejalas y concejales presentes, otorguen el beneplácito a la señora Boladeras.

Como mujer feminista que soy rechazo totalmente la utilización del feminismo para intentar hundir la imagen de un concejal, que intenta luchar por la transparencia y la justicia política en nuestra ciudad.

Colgarse la etiqueta de la lucha por la igualdad o la lucha feminista para intentar defenderse de forma desesperada, al haber participado en la adjudicación del contrato del Festival de poesía Elixir a dedo y sin publicidad a una familiar suya por valor de 30.000 euros. 

Boladeras vulnera el código ético municipal (lo dice la Síndica Municipal de Agravios y el Secretario General del Ayuntamiento de Terrassa, no yo) y la Ley de Transparencia.

La señora Boladeras banaliza el feminismo y el pasado viernes transgredió años y años de lucha feminista

Es evidente que ha utilizado una estrategia turbia para conseguir desviar la atención del problema que sufre la política municipal en Terrassa. A falta de argumentos claros para poder defenderse, se escuda en el feminismo sin hacer ninguna autocrítica de sus decisiones. Pero esto no queda solo aquí, el partido ‘Tot per Terrassa’ tampoco hace autocrítica, ni condena la actuación de la señora Boladeras. Entonces, ¿donde queda su lucha por la igualdad? ¿Dónde está el alcalde feminista y las concejalas y concejales feministas?

Boladeras afirma que el PSC ha provocado unos daños irreparables a su imagen pero creo que no es capaz de hacer autocrítica, puesto que antes de decir esto, ha tenido la poca decencia de decir al señor García que era su agresor. Con estas palabras, con estas acusaciones lo único que quiere conseguir la señora Boladeras es convertir una persona en un monstruo sin serlo.

“Ustedes matan y pervierten las palabras”, es así como la señora Boladeras se dirige a todos los/las miembros del PSC, pero me gustaría recordarle que los agresores de verdad, por desgracia todavía están en las calles, a los hogares de muchas mujeres y niños, en los institutos, universidades y en cualquier puesto de trabajo.

Monstruos de verdad que no son juzgados por sus crueles actas, agresores que pasan desapercibidos entre la sociedad y la justicia, mujeres prisioneras en sus vidas sin poder vivir con libertad y seguridad.

Sra. Boladeras: no banalice más con algo tan grave como es la violencia contra las mujeres y pida disculpas.

Iris P. Ruiz
Militante de las Juventudes Socialistas de Cataluña en Terrassa

Ir arriba