Estas son las principales diferencias entre el CBD y THC

El uso de marihuana se está convirtiendo en una práctica cada vez más aceptada en todo el mundo, y muchos países legalizan el consumo de la hierba. Aunque más de 200 millones de personas fuman marihuana en todo el mundo, todavía existe cierta confusión en torno a la planta. Probablemente haya escuchado a muchas personas usar los términos CBD y THC, probablemente indistintamente. Esto probablemente se deba al hecho de que el CBD y el THC están disponibles en muchas formas diferentes, como gomitas, geles, extractos, suplementos, aceites y más.

Gran parte de la confusión se debe principalmente al hecho de que ambos cannabinoides se extraen de la misma planta y tienen propósitos similares desde un punto de vista medicinal. Este punto de vista es importante porque es un enfrentamiento entre las ideas de la medicina occidental y las tradicionales, y se suma a la confusión, ya que la medicina occidental tiene como objetivo identificar una molécula para tratar una enfermedad, mientras que la medicina tradicional es más holística. Como resultado, existe confusión en cuanto a lo que hacen estos dos compuestos, especialmente porque la venta de THC todavía no es legal en algunos países, aunque el CBD está disponible en casi cualquier lugar en tiendas de vapeo, farmacias y algunos supermercados.

CBD vs.THC: los componentes psicoactivos

Para aclarar algo de esta confusión, el CBD no es un componente psicoactivo, esto significa que no te drogará. El THC, por otro lado, al igual que el alcohol y la cafeína, es una droga psicoactiva que altera tu estado mental y su uso induce un efecto psicotrópico. Existen muchos beneficios terapéuticos del uso de THC, ya que puede actuar como antiinflamatorio, antináuseas, estimulante del apetito y ayuda para dormir, entre otros beneficios útiles. Lo logra imitando el efecto del 2-AG y la anandamida, que son neurotransmisores producidos naturalmente por el cuerpo humano. Son responsables de regular los hábitos alimenticios y de sueño, así como la percepción del dolor y otras innumerables funciones corporales.

Muchos disfrutan de la experiencia del subidón que proporciona el THC, pero muchas personas no, y aquí es donde entra el CBD. El cannabidiol o CBD es el principal compuesto no psicoactivo que se encuentra en la planta de cannabis. Ofrece los mismos beneficios que el THC; sin embargo, también es un agente anticonvulsivo, antioxidante y antipsicótico. El CBD tiene la misma fórmula química que el THC, sin embargo, los átomos están organizados de manera diferente. Se utiliza principalmente para tratar la ansiedad, la depresión, el TDAH y las convulsiones. Si bien la planta de cannabis contiene tanto THC como CBD, el cáñamo apenas contiene THC y es una rica fuente natural de CBD.

¿Qué dice la ley?

Las leyes relacionadas con la marihuana cambian constantemente en todo el mundo a medida que más y más países adoptan un enfoque menos estricto para la venta y el consumo de la planta. Estas leyes también difieren de un país a otro cuando se trata de CBD y THC. Debido a que los productos elaborados con CBD solo contienen trazas de THC, generalmente son completamente legales para uso personal en la mayoría de los países europeos.

En Estados Unidos, por ejemplo, el cáñamo ha sido eliminado de la Ley de Sustancias Controladas, sin embargo, el CBD todavía está clasificado como un medicamento de la Lista I por la DEA (Administración de Control de Drogas) y la FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos). La ley holandesa contrasta esto, ya que el CBD no es legal en absoluto, mientras que los Países Bajos han adoptado una política de tolerancia; El cultivo y la producción de cannabis no es legal, pero la venta y el consumo de CBD sí lo son.

La regla general es que si el consumo de marihuana es legal en su ciudad, también lo es el consumo de CBD, pero asegúrese de investigar las leyes específicas antes de tener cualquiera de ellas en su poder.

¿Son seguros de usar el THC y el CBD?

Tanto el THC como el CBD son generalmente seguros de usar. El THC puede provocar varios efectos secundarios, como aumento del ritmo cardíaco, sequedad de boca, tiempos de reacción más lentos, ojos rojos, pérdida de memoria, problemas de coordinación y ansiedad. Se recomienda no operar maquinaria pesada cuando se encuentre bajo los efectos del THC, y el uso elevado de THC puede provocar efectos psiquiátricos negativos a largo plazo. Los efectos secundarios del CBD pueden incluir cambios en el apetito, fatiga, pérdida de peso, mareos y diarrea. Es físicamente imposible sufrir una sobredosis de CBD, en el peor de los casos es posible que tenga mucho sueño, sin embargo, se recomienda consultar a su médico sobre los efectos cuando se combina con otros medicamentos. También es físicamente imposible exagerar con el THC, aunque debe consultar a su médico antes de usarlo si tiene problemas cardíacos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba